domingo, 16 de diciembre de 2018

41 Cursa La Sagrera





El 16 de Diciembre se celebraba la 41 Cursa de La Sagrera, una de las más antiguas de Barcelona. Si no he leído mal, creo que es la más antigua después de la Jean Bouin. Ya me corregirá alguien si no es así.

Para mí es una cita ineludible porque tiene un encanto especial. Carrera de barrio, organización modesta pero modélica con todos los servicios habidos y por haber, y además es rápida, a pesar del tramo de callejeo. Eso sí, aunque este año nos libramos, normalmente hace un frío que pela porque, vamos a ver, aunque estemos en Barcelona, no deja de ser Diciembre.

Llegaba a La Sagrera en buen estado de forma y desde hacía ya algún tiempo rebajando segundos en cada carrera y, de esta forma, frenando esa espiral negativa que llevaba desde Abril en la que cada carrera que hacía iba más lento. Eso sí, todavía no había podido conseguir bajar de los 45', algo que hace sólo un año, hacía con facilidad. Pero los años pasan para todos y cada vez cuesta más. También es cierto, que ya no hago entrenos específicos de velocidad para cuidarme un poco y evitar lesiones, y eso se nota mucho. De todas formas me empiezan a preocupar poco las marcas. Prefiero correr, disfrutar y salvaguardarme de lesiones para poder correr los Maratones con garantías.

Como comentaba antes, el día amaneció bastante bien. Fresquito, pero sin hacer excesivo frío. Llevaba la camiseta térmica, pero al final corrí en camiseta de tirantes, y menos mal, porque con el ritmo de carrera terminó por sobrarme todo.


Ultimando los preparativos con un cielo que prometía algo de sol


Recogida del dorsal en la calle Honduras, en el lugar habitual y cafecito para entrar en calor antes de calentar. Tuve un pequeño incidente con el coche y la Urbana, así que para evitar males mayores lo tuve que mover de sitio a media hora de comenzar la carrera. Yo, que siempre llego mínimo una hora antes para aparcar sin problemas. Pues casi me cuesta la carrera, porque no conseguía encontrar ni un sitio libre ni un triste parking. Al final, a 15 minutos de empezar lo logré. Calentamiento express y para el cajón.


Coqueto espacio para recoger el dorsal


Salida muy rápida, cuesta abajo, y giro a la derecha a los 100 metros para bordear una plaza y enfilar la larga recta que nos dejaba en el kilómetro 1. Ahí es donde ya cada uno se va situando en la carrera. Luego continuamos por otra larga recta y tras un breve repecho y unos 200 metros de bajada empieza la parte más complicada del circuito, una subida de unos 400 metros que, en la primera vuelta, se salva honrosamente, pero que en la segunda es un calvario. Al final de esa cuesta (que no es excesivamente empinada) se encuentra el km 2.


Llegando al km 2


Y como todo lo que sube baja, nada más librar el km 2, giro a la izquierda y 400 metros de descenso fulgurante para recuperar fuerzas y algo de tiempo. Doble giro a la derecha y nos metemos de lleno en El Barrio para callejear hasta el kilómetro 3. Seguimos un poquito más y al salir de las callejuelas, después de bajar por 11 de Septiembre y girar en contra dirección del km 1, llegamos al km 4, para de nuevo volver a callejear y finalmente enfilar la larga recta de mete que está en bajada en la calle Honduras. A partir de ahí, repetimos circuito para completar las dos vueltas.


Callejeando

Bien. La primera vuelta que he descrito me salió como esperaba, con un ritmo constante alrededor de 4'30" y bastante cómodo, cruzando el arco de meta en 22'26" según crono oficial. 


Km 4 primera vuelta

La segunda vuelta fue más irregular, quizás contagiado por el globo de 45' que me adelantó en el km 6 y tras el que fui hasta el km 8. Yo creo que él iba controlando en los tramos de subida y apretando fuerte en los de bajada y por eso me salen variaciones. Yo seguía, de todas formas, bastante cómodo, aunque a veces el globo se me escapaba y al poco lo volvía alcanzar. Poco antes de llegar al km 8, como me encontraba bien, le pegué un hachazo y lo dejé atrás, para irme directo a meta. Ahí ya no iba tan cómodo, pero ya sólo me quedaban los dos últimos kilómetros y había que apretar.


Persiguiendo al globo de 45'

Volando voy... en el km 9

Al final el esfuerzo tuvo su recompensa y por fin pude bajar de los 45', marcando un tiempo oficial de 44'46", es decir, había hecho split negativo, o sea, que corrí la segunda vuelta más rápida que la primera, concretamente 6 segundos.


Último esfuerzo en la recta de meta

Foto de familia runner :)

Y con esta carrera, se suponía que sólo me quedaría Nassos para terminar el año, pero al momento de escribir esta crónica, resulta que metí por medio la Cursa de Nadal de Sant Sadurní y también correré Rodant pel Riu Ripoll, así que si todo va bien, terminaré el año con 24 carreras oficiales, record absoluto desde que he empezado a correr. Y lo mejor, es que me encuentro muy bien y libre de lesiones.





Os dejo reportaje fotográfico en GOOGLE FOTOS y las estadísticas en GARMIN CONNECT

NO RETREAT NO SURRENDER

No hay comentarios:

Publicar un comentario