domingo, 10 de enero de 2016

35 Mitja Marató Sitges



El Domingo 10 se celebraba la 35 Mitja Marató de Sitges con la que, como cada año, se inician las Medias Maratones en Catalunya. Para mi sería mi tercera participación después de que en los dos últimos años no pudiese participar.

Llegaba a la carrera con buenas sensaciones aunque algo más flojo de lo que andaba en Diciembre por culpa del parón Navideño y de los kilómetros que me metí en coche. Sí, también las cervezas que me metí con los amigos influyeron un poco.

Para la época en la que nos encontramos se preveía una carrera con unos 12-14 grados, lo cual es perfecto para correr. No sé si el año pasado la Organización también ofreció la posibilidad de recoger los dorsales el Viernes en el centro comercial Anec Blau de Castelldefels. Me pareció una idea genial para que los corredores de esta parte del Garraf no tuviésemos que desplazarnos a Sitges si lo queríamos recoger con antelación. Así que allá nos fuimos mis niñas y yo como siempre a cumplir con el ritual. En la bolsa del corredor aparte de la camiseta, nos encontramos también con unas gafas de sol. Un buen detalle. Igual que el detallazo que tuvo la chica que nos atendió y que me dejó elegir una camiseta de chica para mi mujer.









































El Domingo madrugamos lo suficiente como para llegar a Sitges y aparcar con tranquilidad aunque la verdad es que Sitges siempre tiene su complicación. Yo opto por dejarlo en la parte alta y bajar andando, que de paso se calientan los músculos.

La temperatura perfecta y el ambiente enorme como todos los años. Después de unos estiramientos y de ver la salida de los 10K que se hacía media hora antes que la de la Mitja, nos encontramos con Rafa y me voy a calentar con él y dos amigos suyos. Y a las 1000 en punto pistoletazo de salida y a correr!


Listos para la salida
No tenía muy claro que hacer así que dejé que la carrera decidiera por mi y vaya si lo hizo. Salí muy bien los tres primeros kilómetros que discurren por el paseo y por la zona residencial de Sitges, a un ritmo de 4'30" más o menos. Pero a partir del km 4 más o menos empiezo a sentir el estómago un poco raro. Ese malestar se transformó en unas ganas tremendas de ir al servicio, pero desgraciadamente por la zona en la que estábamos no había bares ni hoteles. Por no haber, no había ni casas... En el km 6 me adelanta Jordi, el profe de gimnasia de Fa y que ya nos conocíamos de hace tiempo y en el 7 ya sólo pensaba en llegar cuanto antes a la zona del pueblo dónde había quedado con Yoly y Fa para buscar un bar y usar el servicio, o mi pantalón blanco se iba a transformar desagradablemente. Me parecieron unos kilómetros eternos pero finalmente llegué al pueblo y al pasar al lado de un hotel entré para poder hacer mis necesidades y marcarme 'un Berlin' (en el Maratón de Berlín en el 2012 me pasó lo mismo entre los km 8 y 12. Allí fue un restaurante Japonés el que me acogió amablemente :))


Km 7 - Ya se ve en la cara que no iba muy bien...

Aunque había bajado el ritmo la verdad es que iba bastante bien, pero cuando salí del servicio, evidentemente me habían adelantado muchísimos corredores y para colmo de la mala suerte, justo salgo detrás del pelotón que iba con el globo de 5 min/km. Me costó mucho adelantarlos porque iban muchos y esa parte del circuito discurre por las calles estrechas que suben por el centro de Sitges. La zona más bonita del circuito, pero también la más complicada por lo estrecho de las calles y por la pendiente.

Una vez superada esa zona llegamos a la zona del paseo dónde estaba el km 10 que, a pesar de la parada, lo paso en 50'. A partir de ahí ya en la segunda vuelta y de nuevo en el paseo pongo buen ritmo y empiezo a adelantar a bastante gente hasta que más o menos llego a dónde estaba antes ya que en los giros veía el grupo en el que iba inicialmente a algo menos de 1K de distancia.

Esa segunda vuelta la disfruté mucho porque ya no iba agobiado por bajar de 1h40m ni nada parecido. Simplemente iba pensando en pasarlo bien y terminar sin sufrir mucho. Incluso comentando con compañeros de carrera lo grande que había sido Mostovoi. Ya han pasado años, pero el Zar dejó una inmensa y sobre todo, imborrable huella. Al final después de coger a mi pequeñita, cruzamos la meta en 1h43m lo cual no está nada mal teniendo en cuenta la parada obligada.


Entrando en meta con mi peke
Que wapa!!

Las sensaciones siguen siendo buenas, aunque empiezo a notar que las piernas están cansadas. Lo extraño sería que no lo estuviesen después de 1 Maratón, 4 Medias Maratones y 7 carreras de 10K en 4 meses. Aún queda la Cursa de Sant Antoni del 17 de Enero y la Mitja de Terrassa del 24 antes de afrontar mi primer Maratón del 2016 en Febrero en Los Ángeles.

Hoy sí que hay buen reportaje de fotos gracias a Yoly y a JJ Vico así que en GOOGLE FOTOS, están todas ellas. En GARMIN CONNECT las estadísticas.


 



NO RETREAT NO SURRENDER

No hay comentarios:

Publicar un comentario