domingo, 18 de octubre de 2015

XI Marató del Mediterrani



El 18 de Octubre del 2015 se celebraba la XI Marató del Mediterrani que, aunque lleva nombre de Maratón, en realidad es una Media Maratón que se puede correr por parejas, sumando los tiempos de los dos corredores, o individualmente. A la par se celebra una carrera también de 10K que comparte circuito.

Era mi tercera participación y llegaba en un estado de forma bastante bueno después de mes y medio de mucho entreno y muchos kilómetros. Mi intención era correr en 1h45m para ver lo cansado que estaría el cuerpo y hacerme una idea de cómo me podía ir en Atenas. Simplemente lo tomaría como un entreno a buen ritmo.



La zona de salida y meta se encontraba en el canal Olimpic de Castelldefels y la entrega de dorsales se realizaba en el centro comercial Anec Blau durante la tarde del viernes y todo el sábado. He de decir que todo muy bien organizado. En la bolsa del corredor, aparte de la camiseta, nos encontramos con unas gafas de sol muy chulas. En cuanto a la atención al corredor en la meta, sólo la puedo describir como excelente, con Powerade, agua, naranjas, plátanos y un buen plato de pasta, así como disponibilidad de duchas. El guardaropa no lo usé así que no lo puedo valorar. Lo que sí mejoraría, sería el tema de los servicios. Ya somos más de 3000 corredores y no me parecieron excesivos, al contrario que las colas, que eran monumentales. Pienso que se arreglaría con unos cuantos de esos de chicos de cuatro puestos que liberarían mucha gente de los cerrados y evitarían que la gente mease en el primer árbol que encontrase.

Por primera vez desde que estamos juntos en Castelldefels, mi mujer y mi niña me acompañaron a la carrera. Me hizo especial ilusión y creo que a ellas también que ya no quieren perderse más. El final de la carrera con Fátima corriendo a mi lado fue un momento que nunca podré olvidar.

Mis dos amores



Con todos estos mimbres y con un fantástico día para correr sin sol y con unos 17 grados, lo único que quedaba era disfrutar de la carrera. Llegamos con tiempo para aparcar sin problemas y menos mal, porque la policía había cortado los accesos con bastante antelación.

De camino a la salida nos encontramos con Rafa con el que estuve charlando un rato antes de calentar un poco para dirigirme ya a la salida que este año estaba organizada por cajones lo que evita aglomeraciones y atropellos, sobre todo en la primera curva que es muy cerrada.

Con el crack!

Al estar en el segundo cajón e ir contagiado del ritmo de los otros corredores, el primer kilómetro se me fue un poco de las manos, teniendo en cuenta que mi ritmo objetivo era de 5'00" y lo pasé en 4'36". También influía el hecho de estar mezclados con los corredores de 10K que aún saliendo del mismo cajón lo hacían, evidentemente, con un ritmo más alto. Consciente de que a esa velocidad no llegaría muy lejos, regulé un poco y me puse a 4'45" un ritmo que me pareció realmente cómodo y que al final conseguí mantener durante nada menos que 13 kilómetros. La oscilación era +/- 4 segundos. Los kilómetros iban cayendo y lejos de seguir regulando para bajar a 5'00", mantuve ese ritmo en el que me sentía muy cómodo y con el que incluso me permitía el lujo de contestarle a los que me animaban al ver el nombre del gran Mostovoi en mi espalda. Pasan los años pero nadie se olvida del Zar!!!

Salida
Km 10

Y entre unas cosas y otras llegamos de nuevo al Canal Olimpic para pasar el km 10 dónde nos separábamos de los que sólo hacían esa distancia. Cruzo el arco con el marcador en 48' un tiempo realmente bueno para correr una media. La duda era si aguantaría o el ritmo haría mella en mi más adelante. Pues la respuesta es que no, continué igual hasta el km 15 dónde me tomé un gel GU que llevaba para probarlo porque es el que nos darán en Atenas (no quiero sorpresas) y a partir de ahí aprovechando un grupo de 4 corredores que me adelantaron cambié el ritmo y me puse cerca de los 4'35" con una pasmosa facilidad. Y así, adelantando a un montón de corredores me planto de nuevo en el Canal Olimpic para hacer los dos últimos kilómetros dando una vuelta completa en la que disfruté como un enano cruzando la meta en 1h39m58s de la mano de mi niña y marcando mi mejor registro de las tres ediciones que corrí.

Entrando en meta con mi pequeñita



Con estas buenas sensaciones ya sólo me queda correr el Cross de Sants el Domingo 25 y empezar con el tapering que me dejará a las puertas de Atenas. Mientras tanto, podéis ver el reportaje de fotos que me sacó Yoly y algunas de JJ Vico en GOOGLE FOTOS y las estadísticas completas en GARMIN CONNECT.




























NUNCA TE RINDAS, NUNCA TE CONFORMES. NUNCA PARES

No hay comentarios:

Publicar un comentario