domingo, 12 de abril de 2015

37 Cursa El Corte Inglés



El Domingo 12 de Abril se celebraba la 37 edición de esta tradicional carrera patrocinada por El Corte Inglés. Tras dejar atrás unos extraños meses con lesión, operación de varices y varios viajes, esta iba a ser mi primera carrera del año y mi quinta participación en la prueba.

La Cursa El Corte Inglés, es una carrera peculiar por muchos motivos, pero quizás, el principal, porque la ciudad de Barcelona la vive como una auténtica fiesta del deporte. La gente se echa a la calle para disfrutar corriendo, trotando o paseando por los casi 11 kilómetros que recorren nuestra bella Barcelona saliendo de la Plaça Catalunya, pasando por Plaça Espanya, subiendo a Montjuic y dando una vuelta a la pista del Estadi Olimpic para luego regresar en una frenética bajada a la Plaça de Catalunya.

Tal es la magnitud del evento que cada año se apunta más gente hasta llegar a los 81014 corredores registrados con chip que mostraba el marcador del Estadi Olimpic. No es la mejor carrera ni para hacer marca, ni siquiera para reaparecer tras inactividad, pero era la primera que me coincidía en el calendario así que decidí apuntarme aunque sólo fuese como toma de contacto.

La propia semana de la carrera había entrenado bastante bien después de la inactividad y llegaba con ganas, al menos de pasarlo bien y no sufrir demasiado. El día acompañaba. Aunque lucía el sol la temperatura no era demasiado alta, al menos a una hora de la salida.

Catedral de Barcelona
Llego con tiempo y, como siempre, me doy un paseo por la zona de salida. Aunque me la conozco de memoria, nunca está de más inspeccionar la zona por si hay algún cambio en la entrada de cajones u otra cosa. Además así ya te vas metiendo en el ambiente.


De vuelta al coche me encuentro con Javi al que no veía desde el Cros de Sants, allá por Noviembre. Estuvimos charlando un poco de su primera participación en un Maratón, en Barcelona el mes pasado, y ya me fui al coche a ponerme la ropa de faena. De vuelta nos encontramos de nuevo y ya nos vamos juntos al cajón. Afortunadamente, casi todas las carreras respetan los tiempos de los dos últimos años, con lo cual pudimos colocarnos justo detrás de los profesionales, con lo que la salida no sería demasiado complicada.

Con un pequeño retraso a las 0932 el alcalde de Barcelona da el pistoletazo de salida y nos ponemos en marcha. La verdad es que me sorprendió lo limpio que salí esta vez y pude coger mi ritmo prácticamente desde el inicio. Subimos Passeig de Gracia y giramos en Aragón donde una grabación a todo volumen informaba a la gente de lo inconsciente e irresponsable que es meterse en la carrera en ese punto. Y es cierto. Hay mucha gente que no espera a que salga el segundo grupo y se cuelan en el circuito justo ahí, lo que provoca tropezones y caídas por la diferencia de velocidad entre los primeros (y hablo de los 3 o 4 mil primeros) y los demás. Un poco delante de dónde iba yo, precisamente, se cayó un chico al que, afortunadamente no le pasó nada.




Yo seguía con mi ritmo, por debajo de 5', pero sin acercarme ni de lejos a lo que suelo estar acostumbrado. No importaba. Lo principal era terminar bien y disfrutar.

El el km 3.5, después de recorrer la calle Aragó y girar en Tarragona, nos encontramos con la Plaça de Espanya y con el primer momento mágico de esta carrera. Enfilar la Av. Reina Cristina con las fuentes encendidas y el majestuoso Palau Reial en lo alto es un verdadero lujo para cualquiera. Eso sí, el disfrute dura poco, porque es justo ahí dónde la carrera se pone complicada. Dos kilómetros de subida nos esperan hasta entrar en el Estadi Olimpic. No iba mal de ritmo, pero sí de vejiga, así que tuve que parar a regar un arbolito, lo que tampoco vino mal para coger algo de aire. El resto de la subida bien, y después del avituallamiento un momento relax en la bajada que rodea las piscinas Picornell. Falta nos hace porque después de esa bajada viene la parte más dura de la carrera. Unos 400 metros de fuerte pendiente que nos deja en el túnel de entrada del Estadi para vivir el segundo momento mágico. Esa vuelta olímpica al estadio que albergó los maravillosos Juegos Olímpicos de 1992. Majestuso!!




A la entrada del Estadi se situaba la bandera del km 6 y salvo una última pendiente de 200 metros que nos dejaba en el km 7 después del segundo avituallamiento, la carrera ya sería toda cuesta abajo. Así que cojo un poco de aire en el avituallamiento, bebo un poquito y me lanzo a toda velocidad hacia la meta no sin antes vivir mi particular tercer momento especial. Yo le llamo 'la dulce venganza de la calle Lleida'. A los de fuera de Barcelona esto les sonará a chino y a los de Barcelona que no corren les parecerá que se me va la olla un poco. Pero los corredores que participan en la Jean Bouin saben de que hablo. Esa calle en esa carrera se sube en el km 9 y con la pendiente que tiene parece un desfile de zombies de Walking Dead... Por eso lo de la 'dulce venganza'. Porque en la Cursa de El Corte Inglés, la puedes bajar a todo lo que te da el cuerpo.

Una vez abajo, cruzamos el Paralel y enfilamos Floridablanca para hacer los dos últimos kilómetros que nos dejan en la Plaça de Catalunya dónde está situada la meta. Muy cómodo en todo momento al final llego en 51'52" bastante bien para lo poco que he podido entrenar, y me encuentro de nuevo con Javi que me estaba esperando justo al cruzar la meta. El había llegado 4 minutos antes.

Otra para la saca

Antes de terminar la crónica, decir que los carteles de los km se encuentran unos 150m antes del punto kilométrico que marcan. Al principio pensaba que estaban mal colocados, pero en el km 10, dónde había alfombra lo pude corroborar. De hecho el GPS me dio muy poca variación en la medición final.

En fin, que disfruté mucho y volví a casa con muy buenas sensaciones. La próxima carrera será el sábado 18 en L'Hospitalet dónde se celebra la clásica nocturna en la que siempre suelo hacer buenas marcas ya que es muy llana y con buena temperatura.

Para no perder la tradición, las estadísticas completas las podéis ver en GARMIN CONNECT.

NO RETREAT BABY NO SURRENDER

No hay comentarios:

Publicar un comentario