lunes, 31 de diciembre de 2018

41 Cursa dels Nassos





Y como ya es tradición, el 31 de Diciembre toca vestirse de etiqueta 'runner' para despedir el año en la Cursa dels Nassos, una de las carreras que más me gusta. El circuito es rápido y es una gran oportunidad para saludar y felicitar el año a tantos correamigos con los que coincido a lo largo del año.

La organización corre a cargo de La Sansi, con José Luis Blanco como cabeza visible. Impecable y con todo tipo de servicios para el corredor. No me gusta criticar nada cuando la organización roza la perfección, pero he de decir que hay que mejorar el control de los cajones, sobre todo en una carrera tan masificada como esta. El control de acceso era estricto, pero una vez dentro te podías pasear tranquilamente prácticamente hasta llegar a Elite. Creo que para próximas ediciones hará falta cordón de voluntarios en vista que los de cinta, que sí que estaban colocados, no resistieron ni cinco minutos.


Últimos retoques para dejar la zona de salida lista


Llegaba en pico de forma ascendente con unos buenos resultados en las últimas carreras y sin ninguna molestia que, al fin y al cabo, era lo más importante sobre todo de cara al reto del próximo año.

El día anterior me acerqué a recoger el dorsal al Pabellón Mar Bella, donde me encontré con Nukis para luego tomar una cervecilla. La organización muy buena, prácticamente sin colas y muy cómodo para aparcar.


Amplio espacio para recoger dorsal y bolsa del corredor

Una más con Nukis

Ya el día de la carrera, me voy con tiempo para no tener problemas de aparcamiento y para tomar un café, de nuevo con Nukis, antes de ir a la zona de salida dónde nos encontraríamos con el equipo de RUNNAWAYS TEAM, con el que estuvimos calentando y saludando a otros amigos como Jordi, Jesús y Carlos, esos hermanos americanos que haga el tiempo que haga corren sin camiseta, el incombustible Rafa, y ya en el cajón a Paqui y Sandra con las que llevo compartiendo cajones durante todo el año.


Runnaways Team

La última del año

La idea era bajar de 44'. Me encontraba bien aunque tampoco quería arriesgarme a una lesión así que tomaría las decisiones en carrera.

La salida, multitudinaria, pero bastante rápida y limpia. Pude coger ritmo desde el principio y conseguí pasar el primer kilómetro por debajo de 4'20". Hasta yo mismo me sorprendí.




Me encontraba bien, como para aumentar un poco el ritmo pero no quería arriesgar porque quedaba mucha carrera. Eso sí, estábamos en la parte más favorable y había que coger todos los segundos que se pudiese.

En el km 3 tuve un pequeño incidente con una chica a la que se le ocurrió la brillante idea de cruzar entre todos nosotros. No la pude esquivar y le tuve que meter un buen empujón para no caerme. La verdad es que la gente tiene muy poco sentido.

Seguía con muy buen ritmo, y el kilómetro 5 lo paso un poquito por debajo de los 22', exactamente en 21'53". Tocaba apretar los dientes porque la segunda parte, aunque es buena, no es tan favorable.

En el km 6 estaban Mireia y Andreu con una bandera del Barça y mi nombre y el de Nukis para animarnos. No me daban las fuerzas más que para levantarles el pulgar :) Seguía bien, aunque había bajado algún segundo.

Tras callejear por Poble Nou, llegamos a Diagonal Mar para encarar esos  eternos dos kilómetros y medio que tenemos que recorrer antes de girar en Selva Mar para enfilar la recta de meta. Ahí estuve regulando todo lo que pude para no morir en el intento y una vez en Selva Mar, apreté todo lo que pude para finalmente cruzar la linea de meta en 43'51" consiguiendo ese objetivo que me había planteado de bajar de 44' y además haciendo una carrera con los dos parciales casi idénticos, 21'53" el primero y 21'58" el segundo.




Y con Nassos se cierra el año 2018 en el que batí mi record de carreras oficiales con 2 Maratones (Tokyo y Montreal), 4 Medias Maratones (Sitges, Colomenca, Granollers y Barcelona), 15 carreras de 10K y un par de trail suaves en Sant Sadurni (11.2K) y Sabadell (9K) más la Pujada al Castell de Castelldefels de 6.2K. Gran temporada en cuanto a carreras aunque no tanto en resultados. Los años empiezan a pesar :) Aún así puesto #244 de unos 6000 corredores y #47 de mi categoría.


Clasificación final Lliga Championchip

Resultado final



Como siempre fotos en GOOGLE FOTOS y las estadísticas en GARMIN CONNECT.

NO RETREAT NO SURRENDER Y FELIZ AÑO NUEVO!!!!

miércoles, 26 de diciembre de 2018

XVII Rodant pel riu Ripoll




Siguiendo con las carreras 'fuera de programa' de este mes, el día de San Estaban, el 26 de Diciembre, se celebraba en Sabadell la XVII Rodant pel Riu Ripoll, carrera que discurre por camino de tierra pegado al río Ripoll, tal y como su nombre indica. El circuito son 9K en formato ida y vuelta, con salida y meta en la pista de atletismo descubierta de Sabadell.

A esta aventura, igual que a Sant Sadurni, me 'lió' mi amigo Arcadi que ha corrido 16 de las 17 ediciones. Y como 9K se nos hacía corta para los dos, pues decidimos hacer una exploración previa al circuito y nos marcamos 6K adiciónales que, con el rodaje previo a la salida por la pista de atletismo, sumamos finalmente un total de 16K.

El día amaneció realmente frío, 4º al llegar al río, aunque luego salió el sol y ya la temperatura se puso en 12º-13º que ya estaba muy bien para correr.



En el rodaje previo nos encontramos con Manuel y Jordi, este último precisamente había participado también en el reciente Maratón de Montreal. De hecho recuerdo haberlo visto de lejos allá por el km 32, pero no estaba yo para ningún esfuerzo para intentar hablar con él. Me hubiese ido bien acercarme, porque al final terminó en 3h50m un tiempo muy digno.



Y de vuelta a la carrera, la salida bastante rápida haciendo unos 300 metros de la pista y saliendo por un lateral hacia el río bajando una fuerte pendiente y cruzando un campo de fútbol de tierra. A partir de ahí, camino estrecho con piedras y algunas raíces en el que era complicado adelantar. Tampoco se podía ir demasiado rápido por riesgo a torcedura.

Aún así el primer kilómetro lo hicimos por debajo de los 5' ya más o menos, nos mantuvimos a un ritmo, sobre los 4'50" hasta el km 5. A partir de ahí, yo me encontraba bien y empecé a tirar y a pasar corredores poniéndome alrededor de los 4'30", lo que no estaba nada mal teniendo en cuenta el estado del camino. Conseguí mantener ese ritmo hasta el final y cruzar la meta en 42'55" a un ritmo medio de 4'44". Un minuto después llegaba Arcadi. Tras charleta de nuevo con Manuel y Jordi, nos despedimos ya hasta la Cursa de Sant Antonio, porque él se marcha con la familia a correr su Maratón número 139 en DisneyWorld Orlando.



Por mi parte muy contento con este final de año en el que he recuperado las buenas sensaciones y los buenos ritmos. Ya sólo queda Nassos para cerrar un 2018 realmente cargado de carreras.

Hoy no hay fotos, sólo un selfie en las pistas y la foto final con Arcadi. Las estadísticas de la carrera en GARMIN CONNECT

NO RETREAT NO SURRENDER

domingo, 23 de diciembre de 2018

II Cursa Nadal Sant Sadurni D'Anoia





Esta vez, saliéndome por completo de mis carreras de la Lliga Championchip y 'liado' por mi amigo Arcadi, me tocó estrenar carrera. La segunda edición de la Cursa de Nadal de San Sadurni D'Anoia. Y la verdad es que me alegro mucho de que me haya liado porque así pude conocer la cuna del cava catalán dónde están bodegas tan importantes como Freixenet y Juvé i Camps, entre muchas otras.

Me había contado Arcadi que la carrera discurría entre las viñas por caminos. No es mi terreno ya que soy asfaltero puro, pero la experiencia me llamaba la atención. Al no ser carrera de liga, el tiempo final era lo de menos. Además la distancia era curiosa, 10.5K, así que simplemente tocaba correr para disfrutar. Lo que no me había contado, y la sorpresa que me llevé, es que la carrera no era por caminos. Era por el medio del monte. Es decir, un trail como mandan lo cánones. Sí que había algún tramo de camino, pero pocos con el suelo plano. Mucha piedra, surco y algo de barro en algún pequeño tramito. Y monte, mucho monte. Pero eso os lo cuento después.


Frío que pelaba en la salida :)


Llegué con mucho, demasiado tiempo de anticipación, ya que no conocía ni el pueblo ni la zona y no me quería llevar sorpresas. Aparqué tranquilamente y todavía más tranquilamente me fui a por el dorsal y a tomar un cafecito. Cuando estaba terminando ya me mandó un wassap Arcadi diciéndome que había aparcado. Salgo para esperarlo y tardaba y tardaba, hasta que al final aparece. Resulta que el año pasado la salida era desde la Plaça del Centre y este año la habían cambiado y él se había ido a aparcar allí. Así que después de recoger su dorsal y saludar a un montón de gente, nos fuimos rodando a por el coche para acercarlo a la zona de salida/meta.

Una vez listos, decidimos correr unos 20' antes de la salida para hacer 3K más o menos a ritmo suavecito y así sumarlos a los 10.5K de la carrera. Cuando quedaban 5 minutos para la salida nos metimos en el cajón.

El primer kilómetro y medio iba por el centro del pueblo y, evidentemente, corríamos sobre asfalto. Mucho sube-baja y nosotros con un ritmo cómodo, sobre 5'45", relajados y saludando a la gente.


Salida relajada


Al pasar de nuevo por la zona de salida-meta (cerca del Mercadona) nos desviábamos a la izquierda para entrar ya en la primera pista. Bastante piedrecilla pero se corría bien. La sorpresa llegó cuando la pista se empezaba a estrechar y empezamos a subir por el monte en fila de a uno porque no había espacio para más. Ahí ya me di cuenta que la cosa se iba a complicar. Eso sí, las vistas eran maravillosas.

Ese segundo y el tercer kilómetro los hicimos muy lentos, sobre 7'20", más que nada porque el ritmo lo marcaban los que iban delante y prácticamente, no se podía adelantar. Al final, llegó una zona ancha en la que ya nos pudimos poner un poco a ritmo aprovechando alguna bajada y que el terreno estaba algo mejor. Ahí bajamos ya a 5'30" aunque con el constante sube-baja, el kilómetro 6 lo pasamos cerca de los 6'. A partir de ahí ya se corría bastante bien y empezamos a darle caña para ver si bajábamos de 1h02m que era el tiempo que había hecho Arcadi el año pasado.


Tremenda potasa!!!


Los tiempos ya estaban por debajo de los 5' e incluso llegamos a marcar uno en 4'33" un ritmo muy aceptable para correr por monte. El caso es que llegamos al km 10 y no había indicios de que la meta estuviese cerca. De hecho pasamos el 10.5K y, sólo al acercarnos al km 11 ya sentimos que estábamos llegando. Al final fueron 11.260K en mi Garmin y le preguntamos a otros corredores que a todos les marcaba por encima de 11K. Lo digo por si mantienen el circuito el año que viene, que nadie se lleve una sorpresa. Al final termina os en 1h03m39s con un ritmo de 5'39" que si lo extrapolamos a los 10.5K del año anterior, saldría un tiempo de  56'44", 6 minutos menos que el tiempo marcado en la edición anterior.

Para mí la experiencia fue fantástica. Me sentí muy bien subiendo y bajando con constantes cambios de ritmo, algo que no hago prácticamente nunca. Y en cuanto a la organización, ningún pero. El circuito estaba perfectamente marcado con cintas en los árboles y flechas en el camino, con cruces en los desvíos para no equivocarte. Fruta al terminar, eso sí, o plátano o manzana, pero las dos cosas no :) Y bolsa del corredor en la que destacaba una botella de cava para celebrar las fiestas.

Esta semana ya me ha liado para otra nueva experiencia, la Cursa Rodant pel Riu Ripoll en Sabadell, que son 8,9K que ya veremos en los que realmente termina :)

Esta vez no hay reportaje de fotos, salvo las que he puesto aquí, pero sí que tenemos, como siempre, las estadísticas en GARMIN CONNECT

NO RETREAT NO SURRENDER

domingo, 16 de diciembre de 2018

41 Cursa La Sagrera





El 16 de Diciembre se celebraba la 41 Cursa de La Sagrera, una de las más antiguas de Barcelona. Si no he leído mal, creo que es la más antigua después de la Jean Bouin. Ya me corregirá alguien si no es así.

Para mí es una cita ineludible porque tiene un encanto especial. Carrera de barrio, organización modesta pero modélica con todos los servicios habidos y por haber, y además es rápida, a pesar del tramo de callejeo. Eso sí, aunque este año nos libramos, normalmente hace un frío que pela porque, vamos a ver, aunque estemos en Barcelona, no deja de ser Diciembre.

Llegaba a La Sagrera en buen estado de forma y desde hacía ya algún tiempo rebajando segundos en cada carrera y, de esta forma, frenando esa espiral negativa que llevaba desde Abril en la que cada carrera que hacía iba más lento. Eso sí, todavía no había podido conseguir bajar de los 45', algo que hace sólo un año, hacía con facilidad. Pero los años pasan para todos y cada vez cuesta más. También es cierto, que ya no hago entrenos específicos de velocidad para cuidarme un poco y evitar lesiones, y eso se nota mucho. De todas formas me empiezan a preocupar poco las marcas. Prefiero correr, disfrutar y salvaguardarme de lesiones para poder correr los Maratones con garantías.

Como comentaba antes, el día amaneció bastante bien. Fresquito, pero sin hacer excesivo frío. Llevaba la camiseta térmica, pero al final corrí en camiseta de tirantes, y menos mal, porque con el ritmo de carrera terminó por sobrarme todo.


Ultimando los preparativos con un cielo que prometía algo de sol


Recogida del dorsal en la calle Honduras, en el lugar habitual y cafecito para entrar en calor antes de calentar. Tuve un pequeño incidente con el coche y la Urbana, así que para evitar males mayores lo tuve que mover de sitio a media hora de comenzar la carrera. Yo, que siempre llego mínimo una hora antes para aparcar sin problemas. Pues casi me cuesta la carrera, porque no conseguía encontrar ni un sitio libre ni un triste parking. Al final, a 15 minutos de empezar lo logré. Calentamiento express y para el cajón.


Coqueto espacio para recoger el dorsal


Salida muy rápida, cuesta abajo, y giro a la derecha a los 100 metros para bordear una plaza y enfilar la larga recta que nos dejaba en el kilómetro 1. Ahí es donde ya cada uno se va situando en la carrera. Luego continuamos por otra larga recta y tras un breve repecho y unos 200 metros de bajada empieza la parte más complicada del circuito, una subida de unos 400 metros que, en la primera vuelta, se salva honrosamente, pero que en la segunda es un calvario. Al final de esa cuesta (que no es excesivamente empinada) se encuentra el km 2.


Llegando al km 2


Y como todo lo que sube baja, nada más librar el km 2, giro a la izquierda y 400 metros de descenso fulgurante para recuperar fuerzas y algo de tiempo. Doble giro a la derecha y nos metemos de lleno en El Barrio para callejear hasta el kilómetro 3. Seguimos un poquito más y al salir de las callejuelas, después de bajar por 11 de Septiembre y girar en contra dirección del km 1, llegamos al km 4, para de nuevo volver a callejear y finalmente enfilar la larga recta de mete que está en bajada en la calle Honduras. A partir de ahí, repetimos circuito para completar las dos vueltas.


Callejeando

Bien. La primera vuelta que he descrito me salió como esperaba, con un ritmo constante alrededor de 4'30" y bastante cómodo, cruzando el arco de meta en 22'26" según crono oficial. 


Km 4 primera vuelta

La segunda vuelta fue más irregular, quizás contagiado por el globo de 45' que me adelantó en el km 6 y tras el que fui hasta el km 8. Yo creo que él iba controlando en los tramos de subida y apretando fuerte en los de bajada y por eso me salen variaciones. Yo seguía, de todas formas, bastante cómodo, aunque a veces el globo se me escapaba y al poco lo volvía alcanzar. Poco antes de llegar al km 8, como me encontraba bien, le pegué un hachazo y lo dejé atrás, para irme directo a meta. Ahí ya no iba tan cómodo, pero ya sólo me quedaban los dos últimos kilómetros y había que apretar.


Persiguiendo al globo de 45'

Volando voy... en el km 9

Al final el esfuerzo tuvo su recompensa y por fin pude bajar de los 45', marcando un tiempo oficial de 44'46", es decir, había hecho split negativo, o sea, que corrí la segunda vuelta más rápida que la primera, concretamente 6 segundos.


Último esfuerzo en la recta de meta

Foto de familia runner :)

Y con esta carrera, se suponía que sólo me quedaría Nassos para terminar el año, pero al momento de escribir esta crónica, resulta que metí por medio la Cursa de Nadal de Sant Sadurní y también correré Rodant pel Riu Ripoll, así que si todo va bien, terminaré el año con 24 carreras oficiales, record absoluto desde que he empezado a correr. Y lo mejor, es que me encuentro muy bien y libre de lesiones.





Os dejo reportaje fotográfico en GOOGLE FOTOS y las estadísticas en GARMIN CONNECT

NO RETREAT NO SURRENDER

jueves, 6 de diciembre de 2018

37 Pujada al Castell





El Jueves 6 de Diciembre, coincidiendo con el Puente de la Constitución, se celebraba la 37 Pujada al Castell en Castelldefels que, siendo una carrera que parte a escasos dos kilómetros de mi casa, nunca la había corrido.

Es cierto que este año han cambiado un recorrido que antes se hacía alrededor del Castell, pero que en sus inicios parece ser que partía de la playa (corregidme si hay algún error en esta información).

La carrera era, inicialmente de 5 kilómetros, pero al ir a recoger el dorsal nos informaron que realmente iban a ser 6.2K Pues menos mal que nos informaron porque si no empiezas a acelerar en el 4 y no llegas vivo a la meta, sobre todo teniendo en cuenta los 11 giros de 180º en fuerte pendiente que hay para llegar al Castell.

La primera parte del recorrido va por la playa. Primer kilómetro en dirección Gavá sobre el paseo, para luego girar y volver hacia el punto de partida ya por la carretera y enfilar la recta y el puente que nos dejaba en la Av. de La Pineda. Ahí, al pasar la gasolinera, giro a la derecha para adentrarnos en la zona universitaria y salir un poco más tarde al vial que nos dejaba en ferrocarriles para, tras superar un túnel por debajo de las vías del tren, entrar ya en el pueblo y coronar el Castell.

El circuito es plano en su totalidad, excepto la subida, así que los primeros 5K se pueden hacer a buen ritmo para luego subir como buenamente puedas.

Había quedado con Nukis para ir a recoger el dorsal y aparcar en la zona de ferrocarriles. Es lo mejor. A kilómetro y medio de la playa y a kilómetro y medio de la meta. Después de un cafecito, estiramientos y rodaje suave hasta la playa donde nos encontramos con Pau poco antes de la salida.


Recogida temprana dal dorsal

No había cajones así que nos colocamos bastante adelante para evitar empujones y demás. Primer kilómetro muy rápido (para lo que estoy acostumbrado últimamente) ya a partir de ahí y hasta el paso por el km 5, más o menos al mismo ritmo, un poquito por debajo de 4'30".


Buen ambiente en la salida

Apretando los dientes en el Km 2.5

No sabía como iba a ser la subida al Castell y la verdad es que fue más dura de lo que me imaginaba. Llegas cansado y la pendiente es considerable. Luego están los 11 giros de 180º que te hacen parar y arrancar de nuevo. Después del último hay unos 200m de bajada para luego entrar en el Castell y hacer otros 100m de subida antes de cruzar la meta. Lo hice como buenamente pude saliéndome ese último kilómetro casi a 6', lo cual ya os pueda dar una idea de lo complicado que es. Eso sí, el ambiente y la buena organización hacen que esta carrera tenga mucha solera.


Bonita foto de David

Al terminar, esperamos a que entrara Pau y también Arcadi y Cristina que venían de la mano de la pequeña Fiona. Tras ir a cambiarnos tomamos una cervecita con Pau y luego fuimos ha tomar la segunda con Arcadi y Cristina pero llegamos tarde y nos tuvimos que conformar con una charla en la calle antes de que se marcharan con los suegros y Fiona al Mercat de Hivern de Castelldefels que se celebra estos días.


Merecida cervecera con el Pau

En resumen, carrera recomendable, aunque no para hacer marca, sino para disfrutar del ambiente y de la ciudad.

Algunas fotos por cortesía de David en GOOGLE FOTOS y las estadísticas en GARMIN CONNECT





NO RETREAT NO SURRENDER