domingo, 14 de octubre de 2018

7 Correbarri



El 14 de Octubre se celebraba la 7ª edición de la cursa Correrbarri, una carrera original y diferente ya que, aparte de los premios individuales hay también una copa para el barrio de Barcelona que gane la carrera. El sistema es sencillo. Al apuntarte eliges con cuál de los 10 distritos de la ciudad vas a participar y las puntuaciones se establecen en función de los 35 primeros corredores de cada barrio. Al barrio ganador se le entrega una copa, que sólo quedará en propiedad si gana 3 ediciones consecutivas o 5 no consecutivas. Y dependiendo del distrito que elijas, la camiseta será de un color u otro y con un lema específico de cada distrito. Realmente original.

Iba a ser mi primera carrera después del Maratón de Montreal y la verdad es que llegaba con muy poco entrenamiento, así que la idea era simplemente ir a rodar un poquito, aunque a ritmo cercano a competición.

El Sábado nos acercamos a la antigua fábrica de cervezas Damn, que era el centro neurálgico de entrega de dorsales. Una feria del corredor sin muchos stands pero, al igual que la carrera, muy bien organizada y original, con taller de cocina, un espacio para hacer selfie y subirlo a redes sociales, un pequeño bar dónde te obsequiaban con una caña y un espacio donde un pintor te hacía un retrato a carboncillo. La bolsa de corredor correcta con una buena botella de litro de cerveza, la original camiseta y algún snack. Realmente merece la pena.

Recogida de dorsales

Taller de cocina

Photocall


El Domingo quedé con Nukis que lo recogería para ir juntos a la carrera. Amenazaba lluvia, pero al menos en la previa y durante casi toda la carrera tuvimos buenas condiciones, fresquito y sin sol.

Aparcamos, calentamos y para el cajón de salida. Eramos unos 3000 según la organización. A meta llegamos 2300. La salida parte de la zona donde están las instalaciones del CN Barceloneta. No se pasa mucho apuro ya que la calle Joan de Borbó es bastante ancha, aunque a partir del primer kilómetro, al pasar pegados a La Ronda Litoral, la carretera pasa a dos carriles y seguramente en la parte de atrás del pelotón habría algún que otro embudo.

Inspección previa de la zona de salida

Salida relajada


El circuito en si es muy plano, excepto la subidita del Arc de Trionf, el repechito al bordear Cuitadella y una mini rampa de subida al paseo de la playa. Nada grave.

Salí rápido al lado de Nukis, marcando un primer km en 4'33", un ritmo lento, pero superior a lo que podía hacer ese día, así que me despido de él y sigo a lo mío. El segundo kilómetro situado en Drassanes ya lo hago más lento, acercándome a los 4'40" y poco a poco me seguí desinflando, llegando a marcar 4'52" en el km 5. A partir de ahí, mejoro un poco y voy apretando para establecerme en los últimos kilómetros alrededor de los 4'45" para apretar en el último y terminar a 4'34" con un tiempo acumulado neto de 47'27", creo que el peor de los últimos 5 o 6 años. Tampoco importaba demasiado ya que el objetivo simplemente era volver a recuperar las sensaciones del 10K, para afrontar las 5 que me  quedan de aquí a Diciembre que serán Sants, San Martí, Bouin, Sagrera y Nassos.

Último kilómetro

Otra más para la saca


Como siempre, fotos en GOOGLE FOTOS y estadísticas en GARMIN CONNECT

Estadísticas finales

Clasificación Lliga Championchip

Diploma oficial


NO RETREAT NO SURRENDER

No hay comentarios:

Publicar un comentario