domingo, 28 de octubre de 2018

40 Cross de Sants




El 28 de Octubre se celebraba la 40 edición del Cros Popular de Sants, una carrera a la que le tengo un cariño especial y que está organizada por la Asociación de Vecinos. Soy muy fan de estas carreras en las que una asociación de vecinos se vuelca con el deporte para darle vida y animación a su barrio. Aparte de la carrera de 10K también se celebran diversas carreras para los pequeños y al terminar te obsequian con una coca y chocolatada, por no hablar del original recuerdo que te dan en lugar de una medalla, algo único en las carreras de 10K

Y para esta edición numero 40 iba a tener un compañero de carrera realmente especial, el maratoniano Arcadi Alibés (www.arcadi42.com). Para los que no lo conozcáis, aparte de presentador de deportes del canal catalán 24/7, es conocido en el mundo maratoniano por sus 137 maratones terminados (en el momento de escribir esta crónica serán 138 porque está a punto de cruzar la meta de Central Park por 17ª vez), en 38 países distintos y 84 ciudades diferentes, algo al alcance de muy pocos. Toda una institución. Os invito a ver su página que es una verdadera enciclopedia maratoniana con crónicas de todos y cada uno de los maratones que ha corrido y curiosas estadísticas. 

Tocó carrera pasada por agua :)


Habíamos quedado en el guardaropa en un día en el que la organización tuvo que tirar de plan B debió a la lluvia. Tras un breve calentamiento nos fuimos a la salida. En esta carrera no hay cajones, pero sí liebres, así que lo sensato es colocarte en la zona dónde está la liebre con el cartel del tiempo que esperas hacer. Nosotros teníamos la idea de correr a 4'50", así que nos colocamos incluso por detrás de la liebre de 5'00" para salir tranquilos e ir aumentando ritmo dependiendo de nuestras sensaciones.

La salida apretada, como siempre ya que se hace desde el lateral de la Rambla de Badal y sólo hay un par de carriles. Después de unos 50 metros, giro a la derecha para subir Sants hasta el cruce con la Avenida de Madrid por dónde discurren los kilómetros 2 y parte del 3.

Había que tener cuidado con no resbalar


Serpenteando por el barrio de Sants llegamos de nuevo al Carrer de Sants, para subir una vez más a la Av. de Madrid, bajar y subir parte de la Rambla y enfilar de nuevo la Av. de Madrid hasta Tarragona.

Esa primera parte de la carrera la hicimos por detrás del globo de los 50' a un ritmo bastante cómodo para los dos. Tras el avituallamiento en el km 4.5 y una vez superada la alfombra del km 5, aumentamos progresivamente el ritmo para adelantar al grupo del globo y enfilar la segunda parte del recorrido ya con garantías de bajar de 50 minutos, aprovechando que esta segunda parte es más favorable.

Intentando coger ritmo


Los kilómetros iban cayendo y nuestro ritmo aumentaba cada vez más, hasta llegar a marcar 4'36" en algún kilómetro. Tras un esfuerzo final para mejorar crono, cruzamos la meta en 48'21" la que sería la mejor marca de Arcadi en los últimos 3 años. Una muy buena marca, teniendo en cuenta que a la semana siguiente tenía que correr el Maratón de Nueva York.

Enfilando la recta de meta


Nos saltamos la chocolatada y la coca para ir directamente a tomarnos una cervecilla y una croquetas y comentar la carrera y ese viaje a Nueva York. Al terminar, nos despedimos con la idea de vernos más adelante para ultimar los detalles del viaje a Malta donde en Febrero correremos juntos el Maratón.


Merecida cervecilla


Por mi parte he de decir que me sentí muy bien y muy cómodo. Sigo sin lesiones y ahora espero recuperar poco a poco esa chispa que hace falta para las carreras de 10K y así llegar a Enero en un buen pico de forma. Lo más positivo es que sigo sin ninguna lesión ni muscular ni articular.

El próximo Doming toca la Cursa de Sant Martí, un sube baja por la zona de El Clot que hice por primera vez el año pasado y, aunque exigente, es una carrera para disfrutar.

Como siempre fotos en GOOGLE FOTOS y estadísticas completas en GARMIN CONNECT





NO RETREAT NO SURRENDER

domingo, 14 de octubre de 2018

7 Correbarri



El 14 de Octubre se celebraba la 7ª edición de la cursa Correrbarri, una carrera original y diferente ya que, aparte de los premios individuales hay también una copa para el barrio de Barcelona que gane la carrera. El sistema es sencillo. Al apuntarte eliges con cuál de los 10 distritos de la ciudad vas a participar y las puntuaciones se establecen en función de los 35 primeros corredores de cada barrio. Al barrio ganador se le entrega una copa, que sólo quedará en propiedad si gana 3 ediciones consecutivas o 5 no consecutivas. Y dependiendo del distrito que elijas, la camiseta será de un color u otro y con un lema específico de cada distrito. Realmente original.

Iba a ser mi primera carrera después del Maratón de Montreal y la verdad es que llegaba con muy poco entrenamiento, así que la idea era simplemente ir a rodar un poquito, aunque a ritmo cercano a competición.

El Sábado nos acercamos a la antigua fábrica de cervezas Damn, que era el centro neurálgico de entrega de dorsales. Una feria del corredor sin muchos stands pero, al igual que la carrera, muy bien organizada y original, con taller de cocina, un espacio para hacer selfie y subirlo a redes sociales, un pequeño bar dónde te obsequiaban con una caña y un espacio donde un pintor te hacía un retrato a carboncillo. La bolsa de corredor correcta con una buena botella de litro de cerveza, la original camiseta y algún snack. Realmente merece la pena.

Recogida de dorsales

Taller de cocina

Photocall


El Domingo quedé con Nukis que lo recogería para ir juntos a la carrera. Amenazaba lluvia, pero al menos en la previa y durante casi toda la carrera tuvimos buenas condiciones, fresquito y sin sol.

Aparcamos, calentamos y para el cajón de salida. Eramos unos 3000 según la organización. A meta llegamos 2300. La salida parte de la zona donde están las instalaciones del CN Barceloneta. No se pasa mucho apuro ya que la calle Joan de Borbó es bastante ancha, aunque a partir del primer kilómetro, al pasar pegados a La Ronda Litoral, la carretera pasa a dos carriles y seguramente en la parte de atrás del pelotón habría algún que otro embudo.

Inspección previa de la zona de salida

Salida relajada


El circuito en si es muy plano, excepto la subidita del Arc de Trionf, el repechito al bordear Cuitadella y una mini rampa de subida al paseo de la playa. Nada grave.

Salí rápido al lado de Nukis, marcando un primer km en 4'33", un ritmo lento, pero superior a lo que podía hacer ese día, así que me despido de él y sigo a lo mío. El segundo kilómetro situado en Drassanes ya lo hago más lento, acercándome a los 4'40" y poco a poco me seguí desinflando, llegando a marcar 4'52" en el km 5. A partir de ahí, mejoro un poco y voy apretando para establecerme en los últimos kilómetros alrededor de los 4'45" para apretar en el último y terminar a 4'34" con un tiempo acumulado neto de 47'27", creo que el peor de los últimos 5 o 6 años. Tampoco importaba demasiado ya que el objetivo simplemente era volver a recuperar las sensaciones del 10K, para afrontar las 5 que me  quedan de aquí a Diciembre que serán Sants, San Martí, Bouin, Sagrera y Nassos.

Último kilómetro

Otra más para la saca


Como siempre, fotos en GOOGLE FOTOS y estadísticas en GARMIN CONNECT

Estadísticas finales

Clasificación Lliga Championchip

Diploma oficial


NO RETREAT NO SURRENDER