domingo, 28 de enero de 2018

6 Mitja Colomenca




El Domingo 28 se celebraba la 6 Mitja Colomenca una joven Media Maratón que se está ganando a pulso el reconocimiento de los corredores populares, no tanto por el circuito que es bastante duro, aunque divertido, sino por la gran organización, en la que prima el cuidado y la atención al corredor que el potencial beneficio económico. Se nota que la organiza un club de atletismo y no una agencia de eventos. A mi, y creo que a muchos más me tienen ganado. Prueba de ello es que todo eran caras conocidas, todos los habituales del circuito: Rafa, los hermanos americanos Carlos y Jesús, Félix, Santiago del Club Igualada, Paqui, Linda, Jordi... Y podría seguir.

¿Y que tiene de especial esta carrera? Pues para empezar, el precio, €15, muy lejos de los €25 que te cobran en Granollers o Barcelona. Pero no sólo eso. La logística se organiza en las pistas de atletismo Antonio Amoros de Santa Colombia con metro cercano todas las facilidades del mundo: duchas, aseos, ropero muy bien organizado... Si a esto le sumamos el ‘buffet’ de fin de carrera con bocata de butifarra, pica-pica, refrescos, cerveza de barril (nada de inventos isotónicos) y hasta porrón de vino, pues nos da como resultado una carrera que nadie debería perderse. A mi, desde luego, me tienen más que ganado. ¿Se nota?

Merecida cervecilla de barril

Buen ambiente al terminar la carrera


En cuanto a la carrera en sí, el circuito es bastante duro con constantes subidas y bajadas y de ida y vuelta, siendo el regreso más favorable con lo que si se tiene cabeza a la ida, se puede hacer una muy buena segunda parte.

Se sale de las pistas de atletismo y, después de meternos en plena Santa Colombia donde ya empieza el sube-baja, nos dirigimos hacia la carretera de La Roca para girar en el km 11.2 Antes ya lo habrán hecho los corredores que participan en el 10K. Una vez giramos, quedan 10K muy favorables aunque no exentos de algún que otro repecho, para terminar de nuevo en la pista de atletismo.

Paqui que no se pierde una ni aunque tenga que ir a gatas :)


Llegaba a esta Mitja después de una muy buena semana de entrenos y también con buenas sensaciones tras la Mitja de Sites y los 10K de Santiago Antoni. La idea era hacer más o menos el mismo tiempo que en Sitges bajando de 1:45 y acercándome lo más posible al 1:40.

Al contrario que habitualmente, llegué con el tiempo justo para cambiarme, estirar y calentar un poco. Ya en la pista me encuentro con Paquistaní, Félix y Rafa y en la salida con Carlos y mi tocayo que estaban con el globo de 1:35. Esta vez no era el mío :)

No eramos muchos, unos 600, por lo que la salida fue bastante fluida. Encaramos las subidas de Santa Colombia y justo al bajar, coincido con Linda que se había tomado la carrera de ‘relax’. Charlamos un poco y un par de km después se va alejando. Ya estábamos camino a La Roca. Yo iba con un ritmo alrededor de 4’50” y bastante cómodo, sin sufrie demasiado y sin preocuparme por los corredores que me iban adelantando. Sabía que si llegaba bien al giro, podía recuperar mucho terreno a la vuelta.

Camino a La Roca


Y así fue. Dicho y hecho. Giramos en la rotonda donde me cruzo con Linda que iba unos 30” por delante y subo un poquito el ritmo. Tenía claro que el cambio sería después de tomarme el gel en el km 15. Antes ya fui alcanzado a algunos de los corredores que me habían adelantado en la subida.

Pasó el 15 y coincido con un chico que se despedía de dos amigas a las que acompaño hasta ese punto. Aprovechando su cambio de ritmo, hago yo también  el mío y nos ponemos los dos a ‘recoger cadaveres’ Ahí es donde empecé a sufrir y a disfrutar al mismo nivel. Una extraña sensación más propia de un masoquista que de un corredor.

El ritmo ya era casi de 10K con kilómetros por debajo de 4’30” marcando uno incluso a 4’24” y haciendo el último 400 a 4’09” algo que raramente hago ni siquiera en las de 10K. Se ve que la buena semana de entrenos dio su fruto. Cruzo la meta en 1:40:59 bajando de 1:41 por primera vez en un año. De hecho la última vez que lo había hecho había sido precisamente aquí.

Entrando en meta


Así que después de recoger la bolsa, y tomarme la butifarra y la cerveza, me voy para casa con muy buenas sensaciones y, salvo una pequeña sobrecarga en el tendón derecho, sin ningún a otra molestia muscular.

La semana que viene toca otra de las duras, la Mitja de Granollers, que tendrá el mismo planteamiento: control en la subida a La Garriga, y a tope a partir del Km15.

Os dejo las fotos en GOOGLE y las estadísticas en GARMIN CONNECT. Ojo a los últimos 10K en 46’ y sobre todo los últimos 5K a poco más de 22’ mejor que los últimos de la semana pasada en Sant Antoni.




Puesto 86 de la general y 13 de mi categoría. Me conformo con acabar entre los 300 primeros de la general y 30 de mi categoría



NO RETREAT NO SURRENDER

No hay comentarios:

Publicar un comentario