domingo, 17 de diciembre de 2017

40 Cursa La Sagrera




El 17 de Diciembre se celebraba la edición #40 de la Cursa de La Sagrera, carrera de barrio a doble vuelta y con muy buen ambiente, aunque al igual que ha pasado en otras muchas, con algo menos que otrora. Es una carrera que a mí, particularmente, me encanta correr y eso que lo tiene todo en contra: frío que pela normalmente, doble vuelta que se suele hacer pesada y con bastante sube-baja aunque sin ser con mucha pendiente. Pero me gusta. Quizás por ese carácter de barrio que tiene y que la hace especial.

Había entrenado únicamente un día en todo el mes que pasó desde el Marabana hasta la cursa de La Sagrera con lo que el objetivo simplemente era terminar y sumar algún puntito para la Lliga Championchip. Era un tema más de volver a competir que otra cosa.

El día anterior aprovechamos la recogida del dorsal para dar un paseo por la zona y por el barrio de Sant Andreu y ya de paso comer en Herón City.

Foto con marco y todo :)

El Domingo ya fue otra cosa. Se estaba bien en cama y hacía un frío que pelaba, así que las niñas se quedaron en casa y yo salí a coger el tren que tras transbordo en Sants me dejaría en Sagrera. El frío era considerable. Mi móvil marcaba 0ºC a las 0730 cuando llegué a la zona de salida que la estaban montando. Cafecito tranquilo y a las 0800 me voy al ropero para saber si ya me tenía que quedar con la ropa de la carrera. Me dijero que no, que podía entregar la bolsa cuando quisisese, así que aproveche que iba bien abrigado para estirar con toda la ropa puesta. No era cuestión de coger una pulmonía antes de la carrera. Unos 20 minutos antes de la salida ya me voy a cambiar al pabellón habilitado para ello y allí estoy charland con Juan, un veterano que no se pierde una y que además corre que se las pela.

Buena cara pero un frío que pelaba :)

A las 1000h en punto se da la salida y empezamos a activar los músculos. El primer kilómetro me salió bastante más rápido de lo que pensaba, un poco por debajo de los 4'30", pero después el asfalto se encargó de pegarme un baño de realidad y el kilómetro siguiente ya lo hago rozando los 5'. A partir de ahí, y a persar de que el circuito se volvía favorable cuesta abajo el siguiente kilómetro, notaba que el cuerpo no me respondía bien y no veía más que a corredores adelantándome sin poder bajar ni siquiera de 4'40" un ritmo que hasta no hace mucho era cómodo para mí en Media Maratón. Paso el parcial de 5K en casi 24' consciente de que iba a hacer uno de los peores tiempos de los últimos años.

A menos de un kilómetro para la meta

Pero por algún motivo extraño, en la segunda vuelta me empecé a encontrar mejor y comencé a adelantar a corredores sintiéndome cada vez mejor y bajando los tiempos por kilómetro, terminando a 4'22" el último kilómetro para cerrar la carrera en 46'12" que lo doy por muy bueno teniendo en cuenta la falta de entreno y las sensaciones de la primera vuelta. Al terminar me encuentro con Paqui que había terminado poco antes que yo y totalmente exhausta del esfuerzo.

La incombustible Paqui

Ya sólo me quedaba la Cursa dels Nassos para cerrar un año contradictorio, con casi record de carreras a pesar de haber estado parado casi dos meses en Febrero y Marzo, pero con unos tiempos más que discretos en las tres distancias. Lo mejor de todo es que termino el año sin lesiones y sin ninguna molestia, lo cual ya es novedad.




Y como siempre, fotos en GOOGLE y las estadísticas completas en GARMIN CONNECT

NO RETREAT NO SURRENDER

No hay comentarios:

Publicar un comentario