domingo, 30 de octubre de 2016

18 Cursa Bombers




Después de un intento fallido (por la no continuidad) de cambiar el clásico recorrido de la Cursa Bombers el año pasado, el Domingo 30 de Octubre se celebraba su 18ª Edición. Edición atípica por el cambio de fecha, que ya ha comunicado la Organización que volverá a celebrarse, como antaño, en Abril a partir del año que viene.

Llegaba a esta carrera tras el Maratón de Chicago y con unos pocos rodajes previos, sin buscar marca. En vez de eso, había decidido ayudar a mi amigo Victor a terminar su primer diezmil. La idea era bajar de 50', lo cual es un buen reto para un principiante.

El Sábado fuimos a buscar el dorsal, esta vez a Montjuic. Yo ya no sé si quedará ya algún sitio en Barcelona en dónde no haya recogido dorsales, pero la verdad es que siempre aparecen sitios nuevos, lo cual está muy bien ya que evita la monotonía.

Mis chicas dispuestas a apagar cualquier incendio (bueno, la grande ya lleva unos cuantos apagados...)

La Organización, en colaboración con los responsables de Open Camp, decidieron celebrar esa esa entrega de dorsales y aprovechar para intentar captar adeptos a ese nuevo parque temático del deporte que se ha instaurado en Montjuic. Todo muy bien indicado y con camiones de bomberos antiguos a los que se podían subir los pequeños para hacerse fotos. Los bomberos ayudando a que todo saliese bien. Unos cracks y los verdaderos protagonistas de esta carrera. Allí nos encontramos con Alfred con el que estuvimos charlando un rato y también con un corredor que había participado también en el Maratón de Chicago y con el que estuve hablando un rato.

Ya el día de la carrera, nos fuimos los tres con tiempo para aparcar tranquilamente y tomar un café antes de quedar con Victor y Jordi en las inmediaciones del Arc de Triomf.

Los tres mosqueteros

Después de dejar las cosas en mi coche nos fuimos a la zona de salida para decirle a Yoly dónde cogería a Fa para entrar en meta y, sin apenas calentamiento, ya nos tuvimos que ir a los cajones de salida. Todo muy bien indicado y sin problemas. Como Victor no tenía marca previa nos tocaba en el último, pero preguntándole a uno de los voluntarios, nos dejaron meternos en el lila que más o menos era el de los que llevaban el ritmo que nosotros buscábamos.

Sin tanto espectáculo cómo en ediciones anteriores, un poco antes de las 0930 se dio la salida a los bomberos que cargaban con todo el equipo de intervención y a las 0930 se dio la salida de la primera tanda. A nosotros nos tocaba la segunda que salía 3 minutos después más o menos.

Que cracks!!

En principio el ritmo que íbamos a llevar era de 5' para apretar en la segunda parte si Víctor se veía bien. Los tres primeros kilómetros y a pesar del mogollón de gente los clavamos (5'04"-5'02"-5'01"). Justo en el km 3 se encontraba el giro que nos sacaba del Paralel y con el que enfilábamos Floridablanca, un verdadero descanso para las piernas. Ahí subimos el ritmo un poco (4'48") justo antes de llegar al avituallamiento, dónde tuvimos un pequeño contratiempo.

Yo me fui a por el agua que por primera vez nos dieron en vasos de cartón, como en los buenos maratones, mientras Victor continuaba a ritmo por el centro. Tras coger un par de vasos vacíos, pude enganchar dos llenos gracias a la amplitud del avituallamiento. Me llamó poderosamente la atención porque no es habitual ver avituallamientos en 10K tan largos, aunque realmente es como debería ser.

El caso es que bebo mi agua y con la de Victor en la mano empiezo a buscarlo, pero no lo encuentro. Llego a Gran Vía y acelero imaginando que va por delante, hasta llegar al globo de 50'. Miro alrededor pero no lo veo. Se habrá quedado atrás? Me paro un buen rato viendo pasar corredores y pienso que no puede ser que se haya quedado tan atrás, así que acelero de nuevo, vuelvo a coger al globo de 50' y lo adelanto a ver si va por ahí. Todavía con el vaso en la mano, sigo ya a un ritmo más que decente y finalmente decido tirar el vaso y seguir a ese ritmo hasta la meta, porque parecía misión imposible encontrarlo. Pero no, allá por el km 6,5 me lo encuentro corriendo el tío a 4'40", vamos, que me había pegado un latigazo en toda regla mientras yo le iba a por el agua. Que eso no se hace hombre!! ;)

Así que aprovechando la inercia que llevábamos y que estábamos en la parte favorable del circuito continuamos con ese ritmo hasta llegar a Via Laietana dónde todavía apretamos un poquito más teniendo en cuenta que ya sólo nos quedaba kilómetro y medio para la meta. Ahí me adelanté un poco para ganar unos segundos y que me diese tiempo a coger a mi pequeñita para entrar con ella más o menos a la vez que con Victor. Y así fue, ya que nos cogió a escasos metros de la llegada para cruzar en 48'20" casi dos minutos menos de lo que en principio habíamos planeado.

Mi pequeña toda feliz
Víctor que parece que con él no va la cosa :)
A Jordi le hubiese venido bien un ERA de los que llevaban los bomberos :)

En cuanto a Jordi, finalmente volvió a mejorar su marca personal rebajándola en casi un minuto y dejándola momentáneamente en 42'39". Se me acerca a pasos agigantados, pero ahora viene la parte dura por la que todos hemos pasado. Ese punto en el que bajar segundos cuesta un mundo. De todas formas espero que me pase y que incluso llegue a ser Sub 40'. Con todo lo que se está esforzando en alimentación y entrenos, seguro que antes de lo que pensamos lo conseguirá.

Por mi parte muy bien y muy contento. A pesar del fartlek que me metí cuando perdí a Victor, llegué muy cómodo, sin ninguna molestia y prácticamente recuperado al 100% de Chicago. Así que ahora toca mantener el tono muscular para llegar bien a la Mitja del Prat del próximo domingo para luego reducir volumen e intensidad ya a dos semanas del Maratón de Valencia.

Antes de terminar, he de comentar que, habiendo pagado 17 euros por la carrera, no estaría nada mal dar alguna bebida energética al terminar. Bueno, rectifico, alguna bebida energética que no sea una cerveza 'isotónica'... O ya puestos a dar cerveza, pues que sea 'de verdad'. La bolsa del corredor que nos entregaron en la feria, muy pero que muy escasa y teniendo en cuenta que la camiseta ya no es Nike, ni hay el macroespectáculo de la salida, los 17 euros son injustificables a todas luces.

Una vez más, muchísimas gracias al gran JJ VICO que nos ha hecho unas fotos fantásticas en meta y que podéis ver en GOOGLE FOTOS, mientras las estadísticas completas están en GARMIN CONNECT.

Ya tengo las 14 carreras de la Lliga Championchip así que de aquí a final de año sólo me queda mejorar algunos puntos, aunque ya no habrá mucha más variación con respecto a la posición en la que estoy. Espero terminar de nuevo entre los 200 primeros de los más de 6000 inscritos.







NO RETREAT NO SURRENDER

No hay comentarios:

Publicar un comentario