domingo, 18 de septiembre de 2016

38 Cursa de La Mercé



El Domingo 18 de Septiembre se celebraba la 38 Edición de la Cursa de La Mercé, dentro del marco de las fiestas de la Patrona de Barcelona. Una de las clásicas de Barcelona que desde hace unas ediciones organiza fantásticamente La Sansi. Era mi 7ª participación que la convierte en la carrera de la que más veces he formado parte.

Llegaba después de dos meses de intenso entrenamiento para preparar el Maratón de Chicago y sin competir desde Mayo, por lo que el rendimiento iba a ser una incógnita. Me sentía bien, para acercarme a los 43' pero teniendo el Maratón a la vuelta de la esquina no tenía la menor intención de arriesgar nada. Al primer síntoma de molestias, la carrera se hubiese terminado instantáneamente.

La recogida del dorsal fue en el Centro Comercial Las Arenas. Allá me fui el viernes por la tarde con Yoly y Fa y también coincidí con Jordi que una vez recogido el dorsal se marchaba a entrenar. Luego llegaron las chicas y recogimos el dorsal sin colas ni nada. Todo muy bien organizado. La bolsa del corredor correcta y la camiseta, técnicamente parecía buena, pero el diseño parecía realizado por un niño o niña de 3 años. Lejos quedan aquellas estupendas camisetas y diseños de hace unos años cuando Adidas patrocinaba esta carrera. Conste que la crítica es constructiva. En esta carrera no hay lugar para queja porque los 5 euros que cuesta la inscripción son para obras sociales.

Un dorsal más

Ese mismo lugar se aprovechó para hacer la entrega de los premios de la BCN Challenge 10K que, aparte de los trofeos que se llevan los tres primeros de las diferentes categorías, había un detalle de una bonita sudadera para los 250 primeros clasificados tanto en categoría femenina como masculina. Yo había quedado en el 130, así que la sudadera ya está en casa.

El día de la carrera amaneció perfecto para correr. Nubes y claros y con una temperatura bastante inferior a la que habíamos tenido una semana atrás. Me atrevería a decir que a eso de las 0800 hasta hacía algo de fresquito.



Había quedado con mi amigo Jordi (que me viene pisando los talones recortando minutos en cada carrera) para calentar e ir juntos a los cajones. Un suave rodaje después de habernos encontrado con su hermano Xavi y ya directos a los cajones. En esta todavía lo teníamos diferente, pero seguro que en la próxima edición ya estaremos juntos.

En mi cajón me encuentro con Matías que sigue con su preparación para la Media de Don Benito. Viene muy fuerte por los tiempos que se le ven en los entrenos y aunque me comenta que tiene un pequeño problema muscular, se ve bien.

La salida fue un poco complicada. Es una carrera con cerca de 10000 corredores y aunque la avenida es ancha y estamos colocados por cajones, hay bastante multitud. Mi idea era pasar el primer kilómetro por debajo de los 4 minutos y luego intentar mantener un ritmo de 4'10" hasta la mitad de la carrera aprovechando que la primera parte es bastante benevolente. Luego, bajaría un poco a 4'15"-4'20" para terminar sobre los 43'.

Wally a la izquierda con bandana verde :)

A las primeras de cambio, el plan se me torció un poquito porque con tanta gente no conseguí ponerme a ritmo hasta que llegué a Gran Vía. Primer kilómetro en 4'06" y segundo en 4'17". Luego ya con la calle ancha sin aglomeraciones me mantuve por debajo de lo 4'10" hasta el km 5 que pasé en unos buenos 20'37" por mi reloj, 20'59" según el crono oficial.

A partir de ahí es cuando la carrera se complica por la subida del Arc de Trionf, el largo falso llano de Ronda Sant Pere y sobre todo, ese último kilómetro y medio de subida al Paralel y recta de meta. Aún así, conseguí mantener buenos ritmos alrededor de 4'15", excepto ese km 10 que se me fue a 4'30". Los últimos 150 metros que me marcó de más el reloj los hice en 3'19" para intentar bajar de los 43', cosa que conseguí por 15", terminando en 42'45", mi mejor marca desde la Cursa dels Nassos en Diciembre.

Aquí no me quedaba ni un soplo de aire..

Posando ya un poco más recuperado

Así que muy contento con el tiempo, pero sobre todo con el hecho de que no noté ninguna molesta ni en carrera ni después de la misma. Una buena inyección de moral de cara a Chicago. Decir que Matías también hizo una gran carrera llegando 15" antes que yo y Jordi a su vez consiguió su mejor marca personal con 43'58".

Me quedan tres semanas para el Maratón y la semana que viene también tengo carrera, la primera edición de la Global Energy Race patrocinada por Bimbo.


Reportaje fotográfico en GOOGLE FOTOS y las estadísticas de la carrera en GARMIN CONNECT






NO RETREAT NO SURRENDER

No hay comentarios:

Publicar un comentario