domingo, 10 de abril de 2016

38 Cursa El Corte Inglés



El 10 de Abril se celebraba la 38 edición de la Cursa El Corte Inglés, no sólo la más multitudinaria de España, sino la mayor de Europa y una de las más grandes del mundo en cuanto a número de inscritos y controlados con chip. Otra cosa es el número de corredores reales.

Pero esta carrera es una fiesta en la que se mezclan familias enteras que vienen a disfrutar de un paseo de 10770 metros, con otros que se inician en el running, y un tercer grupo que son los que realmente la van a correr. Y en ese grupo es en el que me encontraba yo, entre otros 4737 corredores.

Venía de correr la semana anterior el Maratón por relevos de Sant Joan Despí y no me notaba en un momento especialmente bueno. El objetivo era hacerlo mejor que el año pasado que la había terminado en 51'. En teoría no debería ser complicado.

El día amaneció con nubes y claros y temperatura fresquita, así que bien para correr. Dada la multitud de gente que se aglutina en la meta, en esta ocasión las niñas se quedaron en casa. Al final, o yo llegué muy rápido, o a mi me dio la sensación de que no había tanta gente en la llegada.

Después de aparcar me dirigí al Portal del Angel dónde había quedado con Fernando. Estuve estirando un poquito antes de que llegase y luego estuvimos rodando unos minutos para ir pronto al cajón. Es importante coger buen sitio porque la salida de esta carrera con la glorieta de Gran Via a 50 metros y la gente que se va colando en el cruce de Passeig de Gracia con Aragó, hacen que no se pueda correr muy bien el primer kilómetro.

Pero llegamos pronto y nos colocamos casi delante de todo del segundo cajón, un poquito por detrás de los profesionales, así que seguro que íbamos a salir relativamente cómodos. Allí ya estaba Matías con el que estuvimos charlando un rato antes de escuchar la cuenta atrás que nos lanzaba una vez más por las calles de Barcelona.


Salida multitudinaria

La salida fue más limpia de lo que en un principio me imaginaba. Perdimos a Matías nada más salir y, aunque seguí a Fernando durante unos metros, el tío iba como un bólido y lo perdí antes de llegar al giro de Aragó. Lo llevé durante el primer kilómetro a la vista, pero luego ya no lo volví a ver hasta meta.

Espectacular el paso por Plaza de España

Ese primer kilómetro, a igual que el segundo los paso a 4'22" un ritmo en el que me encontraba cómodo, rápido, pero sin sufrir demasiado. El kilómetro 3 que se encontraba un poco antes de Plaza de España lo paso en 4'28" y una vez superada la Av. María Cristina en ligera pendiente, empezaba la escalada a Montjuic. El primer tramo es más suave, pero no me encontraba fino. Lo subí peor que otras veces pasando el km 4 en 4'53" y el km 5 en 4'54". Y a partir de ahí el drama de la calle Foc, una empinadísima cuesta de unos 300 metros que es insufrible. Creo que si me hubiese puesto a andar habría subido más rápido.

Vuelta olímpica

El km 6 que está situado ya dentro del Estadi Olimpic lo paso en 5'45" y una vez dada la vuelta de honor por la pista azul y  ya fuera del Estadi, volvemos a encarar otro pequeño tramo de 100m de la calle Foc para, después del segundo avituallamiento, comenzar el vertiginoso descenso que nos llevaría hasta meta.

En ese km 7 ya me había recuperado un poco y lo paso en 5'07", para luego marcar los dos km más rápidos de la carrera, el 8 y el 9 en 4'03" y 4'08". De nuevo vuelvo al ritmo de inicio de carrera por Floridablanca y paso el control del km 10 en 4'21" para terminar con un fuerte sprint en la Plaça Catalunya y cruzar la meta en 50' exactos, dos minutos y medio más lento que en mi mejor marca, pero bajando un minuto y pico con respecto al año pasado.

Sumando una más

En la meta me esperaba Fernando que había hecho 47'40", una gran marca para lo que es esta carrera. Se ve que después del periodo de inactividad obligada ha vuelto más fuerte que nunca.

La semana que viene toca una de las clásicas y a la que le tengo mucho cariño, la Nocturna de L'Hospitalet dónde en mi primera participación hace unos años conseguí la que es, a día de hoy, mi segunda mejor marca. Este año viene con un nuevo cambio de circuito, será el tercero, así que a ver que nos depara.

Hasta entonces, os dejo con las estadísticas en GARMIN CONNECT y las fotos en GOOGLE FOTOS.







NO RETREAT NO SURRENDER

domingo, 3 de abril de 2016

5 Marató de Relleus Sant Joan Despí



El Domingo 3 de Abril se celebraba la 5ª Edición de esta original carrera, la Marató per Relleus de Sant Joan Despí, en la que equipos de 6 componentes corren en un circuito de 7K para completar la distancia del Maratón. Antes, tanto para los que quisieran calentar como para los que no tuviesen equipo, se celebraba también una carrera de 7K puntuable en la Lliga Championchip. Decir que en mi contador particular esta carrera era la número 125, que no está nada mal teniendo en cuenta que hasta el 2008 que llegué a Catalunya sólo había corrido 5 carreras en toda mi vida.

Para esta aventura me habían liado mis amigos de Sea Riders de Badalona, Jordi, su hermano Ruben, Abraham, Felix y Xoan. Con ese equipo nos presentábamos. Dos megacracks, Felix y Abraham, un semi-pro, Rubén y el resto del montón y que no se me enfade nadie, pero es la triste realidad :)

De izquierda a derecha: Xoan, Suso, Ruben, Abraham, Jordi y Félix


Llegué con bastante tiempo de antelación para aparcar cerca del pabellón y esperar tranquilamente a que llegase el resto del equipo. Después de la recogida de dorsales que se hacía en el Poliesportiu Salvador Gimeno, nos dirigimos a la zona de salida y meta que estaba a kilómetro y medio y no 800 metros como anunciaba la organización. Os lo digo para los que vayáis el año que viene.

Allí el ambiente era espectacular. Cuando llegamos estaban terminando los corredores de la carrera individual de 7K y los demás ya se estaban preparando y organizándose para los relevos. Dejamos nuestras cosas alrededor de un árbol y empezamos con el reparto de dorsales y el orden de los relevos. Saldría primero Abraham, luego Xoan, Rubén, yo, Jordi y dejábamos para el final al crack, Félix.

Como llegamos con el tiempo justo, Abraham ya se puso a calentar y mientras nosotros inspeccionábamos la zona y buscábamos los sitios para las fotos. La verdad es que la Organización lo ha montado de coña, porque se puede ver la salida, luego el paso por el km 5,5 y luego la llegada a meta de cada corredor sin casi moverte del sitio.

Abraham a la derecha del todo sopándole a todo un campeón de Europa, JL Blanco (el del pelo idem)


Y a eso de las 1000h dan el pistoletazo de salida. Yo la verdad es que no vi pasar a Abraham, pero después de ver las fotos no me extraña. Iba colado entre los primeros. Al paso por el km 5,5 lo vemos de nuevo que iba como una moto. Ahí era el momento en el que el tercer relevo debía empezar a calentar. Xoan, que era el segundo lo había hecho desde que se dio la salida, ya que Abraham contaba terminar en 27 minutos. Al final 27'35", una locura!!


Ultimos metros para Abraham

Le tocaba el turno a Xoan que salió a darlo todo. Por el km 5,5 se le veía ya cansado, lo que indicaba que el circuito debía ser exigente. Esperé a que diese el relevo y me puse a calentar. El siguiente sería el mío. Estiré y rodé un poquito antes de irme a ver el paso de Rubén por el km 5,5. Se le veía bien pero también castigado. Me voy a la zona de transición para recibir el relevo que era una pulsera de goma con el chip que tenías que pasar por una alfombra que estaba colocada en la linea de meta sobre una mesa.


Xoan en el Km 5.5


Me da el relevo Rubén y salgo a toda velocidad a la par del relevo de los que iban primeros. Eso hace que los primeros 200 metros vaya disparadísimo. Decir que ese tramo era campo a través. A partir de ahí un tramo de asfalto en el que me intentaba encontrar mi ritmo sobre todo pensando en el primero de los dos puentes que atraviesan la autopista A2 y que teníamos que subir y bajar. Subida larga aunque tendida y bajada más empinada. Al finalizar la subida estaba el kilómetro 1 que paso en 4'16". Después de bajar hacíamos un lazo para pasar por debajo del puente y continuar paralelo a la autopista. Ahí me pasa uno de los dos únicos corredores que me adelantaron en todo el recorrido. El km 2 lo paso en 4'30" justo antes de subir el segundo de los puentes que, la verdad, picaban un poco y, sobre todo, cortaban el ritmo.


Ruben empezando su vuelta
Derrapando en las curvas














Al bajar el puente entramos ya en tramos de pista que ya no dejaríamos hasta el final del circuito. Pequeña subida a mitad del km 3 que picaba bastante para llegar, pasado el km 4 al avituallamiento. Por ahí ya había pasado a algunos corredores y el ritmo lo había clavado en esos dos kilómetros, 4'34". Iba más lento de lo que esperaba, pero notaba las piernas cansadas y no quería apurar por si me quedaba sin fuerzas en el tramo final. Un poco antes del km 5, que vuelvo a pasar en 4'34", me adelanta otro corredor y llego al km 5,5 bastante asfixiado, dónde el ánimo de los Sea Riders gritando mi nombre hizo que me viniese arriba y de nuevo aumentase el ritmo para cerrar el km 6 en 4'30" en la zona más estrecha del circuito y con otro pequeño repechito que a esas alturas parecía la Gran Muralla China.


Km 5.5
Km 5.5























Quedaba sólo un kilómetro y ya no me llegaba ni todo el oxígeno del mundo. Entro en la parte de hierba para realizar los últimos 300 metros y veo a Felix que corre a mi lado un poco animándome. Acelero todo lo que puedo y le paso el relevo a Jordi antes de casi caer tirado en la hierba. Menudo sprint que me mandé :) Al final 4'12" en el último kilómetro, el más rápido, para cerrar mi aportación al equipo en 31'14", casi medio minuto más de lo que esperaba hacer, pero con la certeza de haberlo dado todo. Los puentes y seguro que los tramos de tierra a los que no estoy acostumbrado hicieron que perdiese esos 10-15" por kilómetro.


Marcando el tiempo
A punto de pasar el relevo


Aunque el bocata de butifarra tenía buena pinta, la verdad es que no me entraba nada que no fuese agua. Con la botella me voy a ver el paso de Jordi por el km 5,5 que lo hace muy bien y con buen ritmo, llegando a meta en 32'47" con un ritmo medio superior al suyo de 10K. Se ve que esos entrenos duros están haciendo efecto.


Jordi en la última curva dándolo todo

Y el último relevo, el del crack! Ya en la salida levantaba la hierba cual búfalo por la pradera y en el kilómetro 5,5 casi derrapaba en la curva. Que manera de correr!! Hablamos de un tío que con un sólo entreno de asfalto se plantó en Valencia y bajó de las 3 horas en el Maratón!


Félix despegando!


Una de las mejores cosas que tiene esta carrera es que todo el equipo puede cruzar la meta juntos con el último relevista. Así que todos con las camisetas de Sea Riders nos colocamos antes de la última curva para seguir a nuestro líder. Y digo seguir, porque como corría el condenado!! Llegamos juntos de milagro jajajajjaja.

Entrando en meta felices

Prueba superada!



La verdad es que hacía muchísimo tiempo que no me lo pasaba tan bien en una carrera. Es más, yo creo que nunca me lo había pasado tan bien en una carrera. El ambiente espectacular, la Organización muy buena y el equipo de 10!!

Por cierto, hablando de la Organización he de decir que a mi me pareció perfecta. Y pocas veces se puede decir esto, sobre todo en una carrera complicada como es la de relevos con doblados y un montón de gente pululando. La zona de transición perfectamente controlada; El circuito perfectamente marcado y con voluntarios en cada cruce; la butifarra (que al final sí me comí) buenísima; chiringuito con desayuno desde las 0730; servicio de masaje y para redondearlo, ducha en el Poliesportiu Salvador Gimeno. De lo más completo que se pueda encontrar. Enhorabuena desde mi blog!!

En cuanto a la clasificación, al final terminamos en el puesto 29 de 128 equipos participantes con un tiempo de 3h03m07s, pero casi fue lo de menos con lo bien que lo pasamos.

Casi me olvido... Amplio reportaje fotográfico en GOOGLE FOTOS y estadísticas completas en GARMIN CONNECT

Y ahora a pensar en el próximo Domingo que participaré una vez más, y creo que será la 6ª de la Cursa de El Corte Inglés.







NO RETREAT NO SURRENDER