domingo, 24 de enero de 2016

17 Mitja Marató Terrassa



El Domingo 24 se celebraba la 17 Mitja Marató de Terrassa y sería mi segunda participación en esta carrera que es una verdadera montaña rusa con constantes subidas y bajadas que no permiten mantener un ritmo constante. Y precisamente ese es el encanto de esta carrera.

Llegaba con menos entreno de lo que me había programado para el mes de Enero y algo cansado después de dos semanas en las que había corrido la Mitja de Sitges y los 10K de la Cursa de Sant Antoni.

A diferencia de otros días, esta vez no fuimos a por el dorsal el día anterior al Decathlon de Terrassa, patrocinador de la prueba y lugar elegido para la recogida del dorsal y regalo. Decidimos madrugar un poco y recogerlo el mismo día de la carrera en el Colegio Público La Roda, justo en la zona de salida y meta. Creo que fuimos los primeros en llegar así que ni cola ni nada. Nos dieron el dorsal y una bonita camiseta de manga larga con cremallera en el cuello. Siempre tienen buenos detalles en esta carrera. Después de un más que merecido desayuno, nos fuimos a marcar los puntos del circuito en dónde nos veríamos. Serían a la salida, Km 9, Km 12.5 y luego ya en la meta.

Cogiendo fuerzas
La única forma de subir al podium... Antes de la carrera :)




















Media hora antes de la salida, y después de haber estirado bien, me metí un buen calentamiento para evitar congelarme, a pesar de que no hacía tanto frío como me esperaba. En la salida me encuentro con Joan, un habitual de las carreras en Barcelona y a Matías con el que estuve charlando un rato antes del cañonazo de salida.

El circuito era muy parecido al de la otra edición que había corrido. Simplemente lo habían 'allanado' un poco a la altura del km 11. Aunque no iba con un tiempo predeterminado, sí que tenía la intención de rondar 1h40m para ver qué tal terminaba a ese ritmo. Y como iba sin prisa, pues en la salida no me coloqué todo lo bien que debiera debido a que los supuestos cajones desaparecieron incluso antes de que colocasen las cintas y todo el mundo se fue hacia adelante. Resultado, salida bastante caótica, porque a los 100 metros ya te encuentras con una rotonda y a los 400m con sólo dos carriles que no eran suficientes para absorber a tanta gente. En resumen, que hasta casi el km 2 no pude encontrar un ritmo decente de carrera y además veía cómo se me escapaba el globo de 1h40m.

Señalando a mi amigo Matías
Feliz :)

Como sabía lo que nos esperaba no me agobié ni me apuré. Simplemente aprovechaba las bajadas para recuperar un poco y en las subidas, iba controlando. Los primeros 5K eran casi todos en bajada, excepto un tramo de unos 800 metros que picaba un poco. No recuerdo muy bien, pero creo que en el km 4 ya estaba cerca del globo del 1h40m que se me volvió a escapar justo después del avituallamiento del km 5 y antes de empezar una de las dos partes dolorosas del circuito: la eterna riera.... Son dos kilómetros de subida constante divididos en dos partes. La primera de un kilómetro paralela a la riera pero que discurre entre calles, y la segunda ya pegados a la riera en la que la gente se empieza a quedar y los que van justos y no bajan ritmo lo acaban pagando más adelante. Yo la verdad es que me encontraba bien así que subí a buen ritmo adelantando a muchos corredores. Al final de la subida, un giro de 90 grados nos enfilaba hacia el km 9 dónde me esperaban mis niñas. Poco antes de llegar tuve que hacer un pequeño cambio de ritmo para adelantar a la moto de la Cruz Roja que, más que prestar apoyo en carrera, parecía que nos querían matar con el humo del tubo de escape. Un poquito de cabeza, por favor!

Castillejo abusando :)
Listo para saludar























Low Five 
Km 12


















Después de saludar a mis niñas, giro a la derecha y un pequeño pero duro tramo de 500 metros nos dejaba en la parte más liviana del circuito, unos 2 kilómetros más o menos llanos. Es ahí, entre el km 10 y el 12 dónde empiezo a apretar un poco para recuperar tiempo e intentar acercarme a la liebre del 1h40m que finalmente alcanzo justo antes del km 13 después de haber visto de nuevo a mis niñas en el km 12.

A partir de ahí, y a pesar de que mi cuerpo me pedía más, decidí quedarme en el pequeño grupo que acompañaba a la liebre. Fui realmente cómodo hasta que, en el km 18 mientras pasábamos por la parte más dura del circuito, los dos kilómetros la rambla, decido separarme del grupo para terminar la carrera a mi ritmo y arañar algunos segundos a la hora y cuarenta prevista, cosa que consigo sin problema después de coger de la mano a mi pequeñita y cruzar una nueva meta juntos.

Listo para recoger a mi peke
Acople perfecto
Camino a la meta





















Ya en la zona de meta nos reunimos con Yoly mientras contemplábamos como los Castellers hacían sus cargas y descargas. Agua, Coca-Cola y como colofón, porrón de vino y butifarra!! No se puede pedir más.

Con esta carrera ya queda todo listo para Los Ángeles. Las próximas dos semanas serán simplemente para mantener la forma y el ritmo, intentando no cargar demasiado. Las sensaciones son muy buenas y, a pesar de no haber parado de correr en  los últimos 5 meses con 14 carreras, entre ellas el Maratón de Atenas, las lesiones me han respetado y llego al 100%, por lo que intentaré, una vez más, conseguir esa marca mínima de 3h25m que me llevaría a Boston en el 2017.


























Super-reportaje fotográfico de mi mujer en GOOGLE FOTOS y las estadísticas completas en GARMIN CONNECT.



Como dato curioso y simplemente anecdótico hasta que la gente no empiece a sumar más carreras, destacar la 4 posición que tengo en mi categoría en la Lliga Championchip :)




NO RETREAT NO SURRENDER

4 comentarios:

  1. Felicidades por tu carrera. Soy la liebre de 1h40', recuerdo que nos saludamos al finalizar la carrera. A por la próxima campeón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!! Me lo pasé genial contigo de referencia. Muy bien llevado el grupo. Si no calculé mal, creo que llegaste con un par de minutos de margen a la parte baja de la Rambla que la subiste tranquilo para que no se descolgara la gente. Yo iba con fuerzas y tiré para ganar algunos segundos antes de coger a mi niña para cruzar la meta. Un abrazo y espero verte en otras, aunque después de correr en Los Angeles me tomaré un merecido mes de descanso hasta mediados de Marzo

      Eliminar
  2. Hola. Muy buena crónica. No me deja entrar en el enlace para ver las fotos. Me podrías pasar enlace?.
    Un saludo
    www.torreschava.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fernando! Muchas gracias por el comentario. Me alegro que te haya gustado la crónica. Te he enviado el enlace por Facebook que también tenía el comentario. A mi me funciona bien pero te lo marco aquí otra vez:

      https://photos.google.com/album/AF1QipMq-12GngGNUMqXDdXzl5IvKvWpDKtVF0UEjZTs

      Un abrazo!!

      Eliminar