domingo, 24 de enero de 2016

17 Mitja Marató Terrassa



El Domingo 24 se celebraba la 17 Mitja Marató de Terrassa y sería mi segunda participación en esta carrera que es una verdadera montaña rusa con constantes subidas y bajadas que no permiten mantener un ritmo constante. Y precisamente ese es el encanto de esta carrera.

Llegaba con menos entreno de lo que me había programado para el mes de Enero y algo cansado después de dos semanas en las que había corrido la Mitja de Sitges y los 10K de la Cursa de Sant Antoni.

A diferencia de otros días, esta vez no fuimos a por el dorsal el día anterior al Decathlon de Terrassa, patrocinador de la prueba y lugar elegido para la recogida del dorsal y regalo. Decidimos madrugar un poco y recogerlo el mismo día de la carrera en el Colegio Público La Roda, justo en la zona de salida y meta. Creo que fuimos los primeros en llegar así que ni cola ni nada. Nos dieron el dorsal y una bonita camiseta de manga larga con cremallera en el cuello. Siempre tienen buenos detalles en esta carrera. Después de un más que merecido desayuno, nos fuimos a marcar los puntos del circuito en dónde nos veríamos. Serían a la salida, Km 9, Km 12.5 y luego ya en la meta.

Cogiendo fuerzas
La única forma de subir al podium... Antes de la carrera :)




















Media hora antes de la salida, y después de haber estirado bien, me metí un buen calentamiento para evitar congelarme, a pesar de que no hacía tanto frío como me esperaba. En la salida me encuentro con Joan, un habitual de las carreras en Barcelona y a Matías con el que estuve charlando un rato antes del cañonazo de salida.

El circuito era muy parecido al de la otra edición que había corrido. Simplemente lo habían 'allanado' un poco a la altura del km 11. Aunque no iba con un tiempo predeterminado, sí que tenía la intención de rondar 1h40m para ver qué tal terminaba a ese ritmo. Y como iba sin prisa, pues en la salida no me coloqué todo lo bien que debiera debido a que los supuestos cajones desaparecieron incluso antes de que colocasen las cintas y todo el mundo se fue hacia adelante. Resultado, salida bastante caótica, porque a los 100 metros ya te encuentras con una rotonda y a los 400m con sólo dos carriles que no eran suficientes para absorber a tanta gente. En resumen, que hasta casi el km 2 no pude encontrar un ritmo decente de carrera y además veía cómo se me escapaba el globo de 1h40m.

Señalando a mi amigo Matías
Feliz :)

Como sabía lo que nos esperaba no me agobié ni me apuré. Simplemente aprovechaba las bajadas para recuperar un poco y en las subidas, iba controlando. Los primeros 5K eran casi todos en bajada, excepto un tramo de unos 800 metros que picaba un poco. No recuerdo muy bien, pero creo que en el km 4 ya estaba cerca del globo del 1h40m que se me volvió a escapar justo después del avituallamiento del km 5 y antes de empezar una de las dos partes dolorosas del circuito: la eterna riera.... Son dos kilómetros de subida constante divididos en dos partes. La primera de un kilómetro paralela a la riera pero que discurre entre calles, y la segunda ya pegados a la riera en la que la gente se empieza a quedar y los que van justos y no bajan ritmo lo acaban pagando más adelante. Yo la verdad es que me encontraba bien así que subí a buen ritmo adelantando a muchos corredores. Al final de la subida, un giro de 90 grados nos enfilaba hacia el km 9 dónde me esperaban mis niñas. Poco antes de llegar tuve que hacer un pequeño cambio de ritmo para adelantar a la moto de la Cruz Roja que, más que prestar apoyo en carrera, parecía que nos querían matar con el humo del tubo de escape. Un poquito de cabeza, por favor!

Castillejo abusando :)
Listo para saludar























Low Five 
Km 12


















Después de saludar a mis niñas, giro a la derecha y un pequeño pero duro tramo de 500 metros nos dejaba en la parte más liviana del circuito, unos 2 kilómetros más o menos llanos. Es ahí, entre el km 10 y el 12 dónde empiezo a apretar un poco para recuperar tiempo e intentar acercarme a la liebre del 1h40m que finalmente alcanzo justo antes del km 13 después de haber visto de nuevo a mis niñas en el km 12.

A partir de ahí, y a pesar de que mi cuerpo me pedía más, decidí quedarme en el pequeño grupo que acompañaba a la liebre. Fui realmente cómodo hasta que, en el km 18 mientras pasábamos por la parte más dura del circuito, los dos kilómetros la rambla, decido separarme del grupo para terminar la carrera a mi ritmo y arañar algunos segundos a la hora y cuarenta prevista, cosa que consigo sin problema después de coger de la mano a mi pequeñita y cruzar una nueva meta juntos.

Listo para recoger a mi peke
Acople perfecto
Camino a la meta





















Ya en la zona de meta nos reunimos con Yoly mientras contemplábamos como los Castellers hacían sus cargas y descargas. Agua, Coca-Cola y como colofón, porrón de vino y butifarra!! No se puede pedir más.

Con esta carrera ya queda todo listo para Los Ángeles. Las próximas dos semanas serán simplemente para mantener la forma y el ritmo, intentando no cargar demasiado. Las sensaciones son muy buenas y, a pesar de no haber parado de correr en  los últimos 5 meses con 14 carreras, entre ellas el Maratón de Atenas, las lesiones me han respetado y llego al 100%, por lo que intentaré, una vez más, conseguir esa marca mínima de 3h25m que me llevaría a Boston en el 2017.


























Super-reportaje fotográfico de mi mujer en GOOGLE FOTOS y las estadísticas completas en GARMIN CONNECT.



Como dato curioso y simplemente anecdótico hasta que la gente no empiece a sumar más carreras, destacar la 4 posición que tengo en mi categoría en la Lliga Championchip :)




NO RETREAT NO SURRENDER

domingo, 17 de enero de 2016

38 Cursa Sant Antoni



El Domingo 17 se celebró la 38 Cursa de Sant Antoni otra de las clásicas de Barcelona y que mantiene su categoría de carrera de barrio, pero con un nivel de organización y participación a la altura de las grandes. Este año éramos más de 4000 corredores que desafiamos al primer día de verdadero frío en Barcelona, con unos 6 grados a la hora de la salida.

El sábado como es costumbre fuimos a por el dorsal que se podía recoger en la antigua sede de la ONCE en la calle Calabria. Bien organizado, sin agobios y con una pantalla en la que se proyectaban videos de ediciones anteriores tanto de la carrera de adultos como de las diferentes carreras de niños que se celebran de forma paralela.


Comprobando el número de dorsal
Llegando a recoger el dorsal


Todo en orden



Recogiendo el dorsal




































Ya el domingo, después de un buen esfuerzo madrugador (se estaba muy bien calentito en cama), nos fuimos los tres hacia el barrio de Sant Antoni. Aparcamos al otro lado del Paralel para no tener problemas de cortes de tráfico al salir y nos fuimos hacia la zona de salida/meta que, por cierto, estaban separadas unos cuantos metros. Allí marcamos los 5 puntos en los que nos íbamos a ver y después nos fuimos, yo a tomar un café, y mis niñas unas ensaimadas mini :)

Tras el calentamiento y sin perder ni un segundo, ya me puse a calentar, porque la temperatura no estaba como para quedarse parado ni un minuto. Unos 10 minutos antes de que comenzase la salida me fui a mi cajón que esta vez era el número 3. Estaría bien que en la web o en el Facebook indicasen en dónde está el corte por si acaso hay errores. En estas carreras con tantos giros es importante salir bien porque si no se pierde mucho tiempo.


Estirando con la peke


Calentando



















No venía con unas buenas sensaciones después de haber entrenado sólo un día durante la semana y sobre todo después de haber abandonado el entreno del sábado por un pequeño ataque de asma. De hecho esta semana es la que menos kilómetros he hecho desde hace 5 meses. Solo 19, pero la verdad es que las piernas me estaban pidiendo tregua.

La salida no fue todo lo rápida que me hubiese gustado. De hecho tenía ritmo como para ir más rápido, pero la cantidad de gente que había en el cajón anterior no permitía adelantar con comodidad. Pasado ese primer kilómetro ya me coloqué con los corredores que iban a mi mismo ritmo y al encarar la Gran Vía en el km 2 ya corríamos todos con mucha comodidad aprovechando el tramo descendente. En los tres kilómetros siguientes mantuve más o menos un ritmo constante pasando el km 5 en 21'29".


Salida con la multitud
Buscando mi sitio en la salida

Poco después, justo antes de llegar al cartel que marcaba el km 6, en el cruce Tamarit/Calabria, vi a una anciana con andador que estaba parada en la acera con la intención de cruzar pero que no iba a poder al menos hasta media hora más tarde que dejase de pasar el pelotón de corredores. Así que ni me lo pensé. Fui a por ella y le ayudé a cruzar tranquilamente entre corredores que no iban precisamente despacio y que luego muy deportivamente agradecieron el gesto.

Km 1
Km 5.5




Volví al circuito pero me costó un poco coger de nuevo el ritmo teniendo en cuenta además que entrábamos en la parte más complicada con bastantes giros y dos pequeñas subidas, la del Paralel y la de la calle Sepúlveda. Ahí ya se veía a corredores con las fuerzas al límite, a pesar de que una vez superado ese último repecho, lo que quedaba era repetir un kilómetro de Gran Vía, bajar por Urgell y enfilar Floridablanca, esta vez en sentido contrario al de la salida, para finalmente llegar a la meta. En ese tramo aproveché para aumentar un poco el ritmo y arañar algunos segundos antes de recoger a mi pequeñita para cruzar esa línea de meta juntos como ya viene siendo habitual.



Cogiendo a la peke
Tenemos hasta la misma pisada :)





















Sonrientes en la meta!

Al final terminé en 43'38" un muy buen tiempo teniendo en cuenta las circunstancias y el cansancio acumulado. Son los últimos esfuerzos que me quedan antes de empezar el tapering a finales de Enero. Podéis ver varios videos de la carrera en la lista de reproducción de YOUTUBE. Aquí os dejo el de nuestra llegada a meta en el minuto 44.




Hoy también hay un buen reportaje de fotos en GOOGLE FOTOS de mi mujer a la que le agradezco esos madrugones que se mete para venir conmigo y con Fátima y hacer que mis carreras sean un evento ya incluido en nuestra rutina familiar. Las estadísticas completas, como siempre, en GARMIN CONNECT

El plan para la semana que viene es salir mañana a rodar un poquito, y luego hacer un entreno de 12K el jueves y otro de 9K el sábado para llegar en forma a la Mitja de Terrassa del Domingo 24, última carrera antes del Maratón de Los Ángeles.






NO RETREAT NO SURRENDER

domingo, 10 de enero de 2016

35 Mitja Marató Sitges



El Domingo 10 se celebraba la 35 Mitja Marató de Sitges con la que, como cada año, se inician las Medias Maratones en Catalunya. Para mi sería mi tercera participación después de que en los dos últimos años no pudiese participar.

Llegaba a la carrera con buenas sensaciones aunque algo más flojo de lo que andaba en Diciembre por culpa del parón Navideño y de los kilómetros que me metí en coche. Sí, también las cervezas que me metí con los amigos influyeron un poco.

Para la época en la que nos encontramos se preveía una carrera con unos 12-14 grados, lo cual es perfecto para correr. No sé si el año pasado la Organización también ofreció la posibilidad de recoger los dorsales el Viernes en el centro comercial Anec Blau de Castelldefels. Me pareció una idea genial para que los corredores de esta parte del Garraf no tuviésemos que desplazarnos a Sitges si lo queríamos recoger con antelación. Así que allá nos fuimos mis niñas y yo como siempre a cumplir con el ritual. En la bolsa del corredor aparte de la camiseta, nos encontramos también con unas gafas de sol. Un buen detalle. Igual que el detallazo que tuvo la chica que nos atendió y que me dejó elegir una camiseta de chica para mi mujer.









































El Domingo madrugamos lo suficiente como para llegar a Sitges y aparcar con tranquilidad aunque la verdad es que Sitges siempre tiene su complicación. Yo opto por dejarlo en la parte alta y bajar andando, que de paso se calientan los músculos.

La temperatura perfecta y el ambiente enorme como todos los años. Después de unos estiramientos y de ver la salida de los 10K que se hacía media hora antes que la de la Mitja, nos encontramos con Rafa y me voy a calentar con él y dos amigos suyos. Y a las 1000 en punto pistoletazo de salida y a correr!


Listos para la salida
No tenía muy claro que hacer así que dejé que la carrera decidiera por mi y vaya si lo hizo. Salí muy bien los tres primeros kilómetros que discurren por el paseo y por la zona residencial de Sitges, a un ritmo de 4'30" más o menos. Pero a partir del km 4 más o menos empiezo a sentir el estómago un poco raro. Ese malestar se transformó en unas ganas tremendas de ir al servicio, pero desgraciadamente por la zona en la que estábamos no había bares ni hoteles. Por no haber, no había ni casas... En el km 6 me adelanta Jordi, el profe de gimnasia de Fa y que ya nos conocíamos de hace tiempo y en el 7 ya sólo pensaba en llegar cuanto antes a la zona del pueblo dónde había quedado con Yoly y Fa para buscar un bar y usar el servicio, o mi pantalón blanco se iba a transformar desagradablemente. Me parecieron unos kilómetros eternos pero finalmente llegué al pueblo y al pasar al lado de un hotel entré para poder hacer mis necesidades y marcarme 'un Berlin' (en el Maratón de Berlín en el 2012 me pasó lo mismo entre los km 8 y 12. Allí fue un restaurante Japonés el que me acogió amablemente :))


Km 7 - Ya se ve en la cara que no iba muy bien...

Aunque había bajado el ritmo la verdad es que iba bastante bien, pero cuando salí del servicio, evidentemente me habían adelantado muchísimos corredores y para colmo de la mala suerte, justo salgo detrás del pelotón que iba con el globo de 5 min/km. Me costó mucho adelantarlos porque iban muchos y esa parte del circuito discurre por las calles estrechas que suben por el centro de Sitges. La zona más bonita del circuito, pero también la más complicada por lo estrecho de las calles y por la pendiente.

Una vez superada esa zona llegamos a la zona del paseo dónde estaba el km 10 que, a pesar de la parada, lo paso en 50'. A partir de ahí ya en la segunda vuelta y de nuevo en el paseo pongo buen ritmo y empiezo a adelantar a bastante gente hasta que más o menos llego a dónde estaba antes ya que en los giros veía el grupo en el que iba inicialmente a algo menos de 1K de distancia.

Esa segunda vuelta la disfruté mucho porque ya no iba agobiado por bajar de 1h40m ni nada parecido. Simplemente iba pensando en pasarlo bien y terminar sin sufrir mucho. Incluso comentando con compañeros de carrera lo grande que había sido Mostovoi. Ya han pasado años, pero el Zar dejó una inmensa y sobre todo, imborrable huella. Al final después de coger a mi pequeñita, cruzamos la meta en 1h43m lo cual no está nada mal teniendo en cuenta la parada obligada.


Entrando en meta con mi peke
Que wapa!!

Las sensaciones siguen siendo buenas, aunque empiezo a notar que las piernas están cansadas. Lo extraño sería que no lo estuviesen después de 1 Maratón, 4 Medias Maratones y 7 carreras de 10K en 4 meses. Aún queda la Cursa de Sant Antoni del 17 de Enero y la Mitja de Terrassa del 24 antes de afrontar mi primer Maratón del 2016 en Febrero en Los Ángeles.

Hoy sí que hay buen reportaje de fotos gracias a Yoly y a JJ Vico así que en GOOGLE FOTOS, están todas ellas. En GARMIN CONNECT las estadísticas.


 



NO RETREAT NO SURRENDER