domingo, 13 de diciembre de 2015

XXVII Mitja Marató Ciutat de Vilanova



El Domingo 13 se celebró la 27 edición de la Mitja Marató Ciudad de Vilanova. Era mi tercera participación y, al igual que en Mataró la semana anterior, la carrera estrenaba circuito.

El día amaneció frío, con unos 8 grados a las 0900h, pero eso no fue impedimento para que mis niñas y el perro se animasen a venir conmigo. Salimos con bastante tiempo para aparcar sin problemas (hay sitio de sobra en los alrededores de las pistas de atletismo) y también para recoger el dorsal. Todo bien organizado y sin problemas.


A recoger el dorsal
Buscando el número






















Dorsal en nuestro poder

Toda la familia

No le importó mucho madrugar :)

La verdad, y a pesar de los kilómetros que llevo acumulados desde Septiembre (unos 700), me notaba bastante bien de piernas. Esta vez sí que me había marcado el objetivo de bajar de 1h40m e incluso de acompañar al globo que marcaba ese tiempo, pero al colocarme en la línea de salida se me quedó un poco atrás.

El circuito, salvo la zona de salida/meta, está bastante cambiado. Yo creo que es más suave que el antiguo, aunque a mi se me hizo un poco cuesta arriba en algunos momentos.



Salí muy bien, sin problemas y marco un primer kilómetro a 4'24" un poco más rápido de lo que tenía pensado, pero cómodo. Más o menos sigo al mismo ritmo, cercano a los 4'30" para pasar los primeros 5K en 22'32" exactamente a 4'30". El km 6 es una pequeña subida que luego hay que repetir en el último km, y desde ahí hasta el km 7 el circuito hace efecto tobogán. Del 7 al 8 el típico falso llano ascendente con un giro de 180º al final que hace que del 8 al 10 el circuito vaya en descenso hasta llegar al paseo marítimo dónde transcurren los 5 kilómetros siguientes. El Km 10 lo paso en 45'38", muy parecido al registro de la semana anterior en Mataró, pero siendo este segundo parcial (23'06") más lento que el primero.

Las fuerzas todavía intactas
Km 6























Pero ya notaba que no iba tan alegre. Las piernas me empezaban a pesar un poco y en la zona dónde me podía poner a ritmo, empecé a bajar el ritmo hasta situarme cerca del 4'45". El Km 15 lo paso en 1h09m31s con un parcial de 23'53" pero con mucho esfuerzo. Venía la parte más dura de la carrera. Subida por el centro de Vilanova para pasar por delante del Ayuntamiento y más adelante, en el Carrer Sant Gregori girar a la izquierda hasta la Plaça de les Neus dónde volveríamos a girar a la izquierda para bajar y, posteriormente, subir la Rambla. Era la parte más bonita y con más ambiente del circuito, pero también la más dura, por los kilómetros acumulados y por el tobogán. Ahí ya estaba muy cansado y perdía fuerza por momentos, pero justo en el cartel del Km 19 me coge el grupo del globo del 1h40m y con sus ánimos me uno a ellos aumentando el ritmo en más de 40". Faltando medio kilómetro los dejo atrás en un arranque de fuerza para llegar con margen a las pistas de atletismo y coger a Fa para cruzar la meta de su mano. Al final, 1h39m00s, un crono más que decente.

Camino de la meta

Cogiendo a la peke
























Varias cosas a destacar de la carrera, unas buenas, otras no tanto. Pienso que pagando 20 euros, como mínimo merecemos parciales cada 5 kilómetros. Por contra, he de decir que los kilómetros estaban perfectamente marcados, tanto, que mi Garmin marcó 21,09Km la medición más exacta desde que lo tengo. A favor también la cantidad de avituallamientos disponibles en el Km 3-8-12,5 y 16,5. Bien indicados y con muchos voluntarios.

Con esta carrera, doy por finalizada la competición este año a falta de la Cursa dels Nassos de Fin de Año. Ahora toca entrenar lo más constante posible teniendo en cuenta que se acercan las Navidades y en Enero ya apurar los entrenamientos de cara al Maratón de Los Ángeles.

Para no variar, las estadísticas en GARMIN CONNECT y las fotos en GOOGLE FOTOS.



NO RETREAT NO SURRENDER

domingo, 6 de diciembre de 2015

18 Mitja Marató Mataró



El Domingo 6 de Diciembre se celebraba la 18 Mitja Marató de Mataró. Iba a ser mi primera participación y la tercera semana consecutiva con carreras. Llegaba con buenas sensaciones pero sin ningún objetivo claro, excepto disfrutar de la carrera y sumar kilómetros.

En la web de la carrera y en las redes sociales anunciaban a bombo y platillo un nuevo circuito que se suponía más liviano que el anterior. No tengo referencia porque no corrí por el anterior, pero desde luego si este era más liviano, el otro debía ser peor que la Quebrantahuesos.

Debido a un resfriado de la pequeñita, me tocó viajar solo, así que buen madrugón y camino a Mataró para aparcar y recoger el dorsal. Yo tuve suerte y encontré sitio enseguida en Vía Europa, enfilando ya el coche para salir, pero me imagino que los que llegaran un poco más tarde lo iban a tener complicado. La Organización dispuso de autobuses lanzadera desde Mataró Park, a 5 minutos de la zona de salida. Es una buena idea, aunque a mi me echó para atrás el hecho de tener que esperar al final por los autobuses. No puedo valorar el servicio porque no lo utilicé, pero me parece un buen detalle. Para los que no se quieran complicar en absoluto, hay un párking en la misma recta de salida y que no influye al final ya que la llegada está antes.


La meta más estrecha imposible....
La recogida de dorsales estaba bien organizada al igual que los cajones de salida y la carrera en general, aunque yo pondría las indicaciones kilométricas más visibles. Cafecito para calentar un poco el cuerpo y de camino al coche me encuentro con Carlos, Aurora y los niños con los que me quedo charlando un rato ya que hacía mucho que no los veía.

Después de un buen calentamiento para que los músculos entrasen en calor, nos fuimos a los cajones a esperar el disparo de salida. Una salida que se hizo por intervalos entre cajones. Entre el primero y el nuestro que era el segundo, 3 minutos exactos. Otra buena idea para que la carrera fluya.

Los primeros 5 kilómetros del circuito creo que eran la parte novedosa. Bien, pues discurren camino a Argentona en constantes toboganes que encima son de ida y vuelta. 3K de ida y 2K de vuelta. Psicológicamente son duros, porque cuando vas bajando ya sabes que luego lo tendrás que subir y eso no compensa el saber que lo que subes luego lo bajarás. Lo positivo, que yo no lo veo tanto, es que estos kilómetros son al inicio de la carrera por lo que estás fresco y los pasas relativamente bien. El problema es precisamente ese. Estás fresco vas a ritmo y luego queda todavía muchísima carrera con un importante desgaste ya realizado.


Salida fluida

Yo iba bastante bien con ritmos por debajo de 4'30" a pesar de las subidas y bajadas. El km 5 lo paso en 22'59" que, teniendo en cuenta el trazado lo doy por muy bueno.

Justo al pasar el km 5 hay una tremenda bajada en la que llegué a hacer un km en 4'16" para luego llanear y seguir bajando ya metidos en las calles de Mataró hasta llegar a la zona del puerto, con el típico túnel para librar las vías del tren. Después de una larga recta de algo más de un kilómetro dónde se podía ir a buen ritmo, estaba el km 10 que paso en 45'09 con lo que este segundo parcial lo corrí en 22'10", bastante más rápido que el primero.

El tercer bloque discurre por la NII, una larga e interminable ida y vuelta que tuvimos la suerte de hacer en un día fantástico, con algo de sol y unos 15ºC. No me quiero ni imaginar esta recta en un día de Garbí, Levante o Tramuntana.... Se va primero en dirección Norte unos dos kilómetros, para luego hacer un giro de 180º y recorrer 4 kilómetros en dirección Sur. Ahí ya me empezaba a notar un poco cansado y, habida cuenta del final que nos esperaba y del que ya tenía conocimiento por amigos, decido bajar un poco el ritmo y ser algo conservador. El km 15 lo paso en 1:08:37 lo que significaba un parcial de 23'28" poco más de un minuto con respecto al parcial anterior. Aún así, muy buen ritmo.

Una vez alimentado en ese km 15, sigo a mi ritmo y empiezo a 'recoger cadáveres'. A la gente el empezaban a pasar factura aquellos kilómetros iniciales. Sobre el 16 escucho una voz que me anima. Eran Aurora y sus hijos que estaban en el otro lado de la carretera, más o menos en el km 18. Sigo hasta el siguiente punto de control, el 17,5 justo antes del otro giro de 180º y que paso en 1:18:13 ganando unas cuantas posiciones. A partir de ahí, viendo que voy bien, acelero un poco y empiezo a pasar corredores. En el 18 de nuevo Aurora y la peke (al enano no lo vi) me animan al pasar y me dan la energía suficiente para afrontar la parte más dura de la carrera. Un kilómetro y medio prácticamente en ascenso en su totalidad, excepto los 300 metros finales. Subí bastante bien adelantando a un montón de corredores que ya iban justos de fuerzas. 600 metros muy picados, para luego girar 90º a la izquierda y seguir subiendo otro poco antes de llegar al km 20, a partir del cual, todavía quedaba uno más con un par de toboganes que te podían acabar de rematar. Paso el 20 en 1:32:20, lo que significaba que el cuarto parcial lo había hecho en 24'07", casi dos minutos más lento que el segundo. El último kilómetro más los 97 metros los hago en 4'56" para terminar la carrera en 1h37m16s, mi mejor marca de los dos últimos años. Por cierto, estrenaba en carrera las Mizuno Hitogami 2 que van como la seda.


Para mis niñas y hoy también para el Pirata

Mizuno Wave Hitogami 2 - Una maravilla

Esta carrera es para correrla con cabeza porque esos cinco primeros kilómetros yo creo que hacen mucho más daño de lo que uno se pueda imaginar, sobre todo teniendo en cuenta como son los dos últimos. El resto del circuito, si el viento respeta, es muy bueno para ponerse a ritmo y clavar los tiempos ya que no hay desniveles acusados, aunque si algo de falso llano.

Me llamó la atención la recta de meta que es realmente corta y estrecha y después de un giro de 180º. Recomiendo recorrer hacia atrás los últimos metros del circuito para saber cuándo empezar a esprintar teniendo en cuenta ese giro cerrado. Una vez sobrepasado, apenas hay tiempo para acelerar de nuevo, así que lo mejor es disfrutar de la entrada en meta.

Y mención especial para la bolsa del corredor. Madre mía. Pesaba una tonelada y ni la abrí hasta llegar a casa. Menuda sorpresa que me llevé. Un montón de cuchillas de afeitar, un par de botellas de Fairy y 4 de suavizante. Desde luego a 'limpia' no le gana nadie a esta carrera.

Con esta Media ya llevo 3 Domingos consecutivos compitiendo, sin molestias y con muy buenas sensaciones. La semana que viene haré la Mitja de Vilanova, para ya descansar de competición hasta la Cursa dels Nassos de Fin de Año. Todo va de maravilla y la recuperación tras el Maratón de Atenas está siendo espectacular. Mucho mejor de lo que me podía imaginar.

Como siempre, las fotos de la carrera en GOOGLE FOTOS y las estadísticas completas en GARMIN CONNECT




NO RETREAT NO SURRENDER