domingo, 25 de octubre de 2015

37 Cros Popular de Sants



El Domingo 25 se celebraba el 37 Cros Popular de Sants y con ella finalizaba mi preparación para el Maratón de Atenas a falta simplemente de un par de semanas de rodajes de mantenimiento.

Era mi cuarta participación aunque sólo había podido terminar dos porque el año pasado me tuve que retirar al sentir un pinchazo en el km 4.5. Este año no quería asumir ningún riesgo sobre todo a dos semanas del Maratón así que la estrategia era simplemente ir al mismo ritmo que en Correbarrí en dónde me sentí bastante cómodo.

Renovada web, renovado circuito y vuelta a la recogida de los dorsales en la Estació de Sants después del cambio del año pasado. Todo perfecto. He de decir que, junto con Poble Nou, esta es una de las carreras en las que se cuida especialmente al corredor, con una post-carrera realmente buena con fruta, chocolate, coca y bebidas energéticas, así como la entrega de una plaquita de sobremesa a todos los que cruzan la línea de meta, realmente un gran detalle.


Mis dos amores
Recogida de dorsal
Parece que a mi pequeña le va picando el gusanillo de las carreras y se volvió a animar a acompañarme en esta carrera después de haber cruzado juntos la Mitja del Mediterrani la semana pasada. Así que madrugón y nos vamos los tres con tiempo a la zona de salida. Un poco complicado para aparcar (recomiendo ir con tiempo o pagar párking) pero al final tuvimos suerte y aparcamos bastante cerca. Nos dimos un paseo hasta la zona de salida y allí nos encontramos con Alfred on el que estuvimos charlando un rato. De vuelta al coche, estiramientos, calentamiento y vuelta a la zona de salida esta vez para ver las carreras de los pequeños. Allí nos encontramos con Oscar justo antes de dirigirme a la salida. El  está preparando la Behobia donde también habíamos coincidido el año pasado.


Fiesta de barrio total!!

Con todo esto, a las 10 en punto se da la salida. No me había colocado demasiado adelante para no molestar porque no tenía la intención de salir como un cohete, y nada más escuchar el pistoletazo de salida ya me estaba arrepintiendo. Salida super lenta y más teniendo en cuenta la curva a derecha que hay a pocos metros. Por el Carrer de Sants ya pude más o menos coger un poco e ritmo y cuando contaba girar por Arizala, veo que la carrera sigue. Fallo de novato de no haber memorizado bien el circuito. De todas formas, mejor, que Arizala pica un poco y ya la hay que pasar en la segunda vuelta. Seguimos hasta Munné, dónde giramos para coger la Av. de Madrid que recorremos hasta Tarragona. Ahí sí que me puse a buen ritmo, tanto que cuando vi el reloj en el km 2 pensaba que marcaba mal: 4'12"  Pero no, porque el siguiente, ayudado por la bajada de Tarragona lo hago en 4'13" y bastante cómodo. Aún así bajo un poco el ritmo en el km 4 y un poco más en el km 5 coincidiendo con la subida de la rambla Brasil y Arizala y los giros del paso por meta.


Km. 6
Km 4.5
En cualquier caso, llevaba ya una ventaja sustancial con lo que era mi plan inicial de correr en 4'30" todos los km. En el km 6 mantengo el mismo ritmo que en el km 5, alrededor de 4'30" y después hago un pequeño tobogán en los 4 últimos km para cerrar el último km de la mano de mi niña en 4'08" y un tiempo de paso por meta de 44'09 teniendo en cuenta unos cuantos metros de más que marcó el crono.





Cruzando la meta con la peke

Contentísimo con el tiempo final, pero sobre todo con las sensaciones ya que no me notaba excesivamente cansado y, al igual que la semana anterior, con la sensación de que podía haber ido bastante más rápido. No había necesidad y por eso no lo hice.


Reponiendo fuerzas
Nuestro premio al esfuerzo
No me voy sin mandarles un beso muy grande a mis niñas que me empujan, apoyan y sobre todo entienden que estas carreras y este deporte es mi pasión. No solo lo entienden sino que además se unen a esta pasión lo cual es un verdadero lujo para mi.


Como ya comenté antes, para mi, la organización casi perfecta, y el 'casi' lo pongo porque el avituallamiento estaba pasado el km 6. A mi me parece excesivo aunque entiendo que lo pongan en la subida de la rambla y no en la bajada donde vamos todos desbocados. Quizás deberían plantearse colocarlo en la Av. Madrid al salir de Arizala. Se hace muy largo ese km 6 hasta llegar al agua. Por lo demás, de 10!!!




Con esta carrera queda todo listo para el Maratón de Atenas. Unos cuantos rodajes de mantenimiento y a disfrutar de Atenas que si todo sale como en estos dos últimos meses, creo que lo haré con creces.

Como siempre, las estadísticas completas en GARMIN CONNECT y las fotos en GOOGLE FOTOS

NO RETREAT         
NO SURRENDER

domingo, 18 de octubre de 2015

XI Marató del Mediterrani



El 18 de Octubre del 2015 se celebraba la XI Marató del Mediterrani que, aunque lleva nombre de Maratón, en realidad es una Media Maratón que se puede correr por parejas, sumando los tiempos de los dos corredores, o individualmente. A la par se celebra una carrera también de 10K que comparte circuito.

Era mi tercera participación y llegaba en un estado de forma bastante bueno después de mes y medio de mucho entreno y muchos kilómetros. Mi intención era correr en 1h45m para ver lo cansado que estaría el cuerpo y hacerme una idea de cómo me podía ir en Atenas. Simplemente lo tomaría como un entreno a buen ritmo.



La zona de salida y meta se encontraba en el canal Olimpic de Castelldefels y la entrega de dorsales se realizaba en el centro comercial Anec Blau durante la tarde del viernes y todo el sábado. He de decir que todo muy bien organizado. En la bolsa del corredor, aparte de la camiseta, nos encontramos con unas gafas de sol muy chulas. En cuanto a la atención al corredor en la meta, sólo la puedo describir como excelente, con Powerade, agua, naranjas, plátanos y un buen plato de pasta, así como disponibilidad de duchas. El guardaropa no lo usé así que no lo puedo valorar. Lo que sí mejoraría, sería el tema de los servicios. Ya somos más de 3000 corredores y no me parecieron excesivos, al contrario que las colas, que eran monumentales. Pienso que se arreglaría con unos cuantos de esos de chicos de cuatro puestos que liberarían mucha gente de los cerrados y evitarían que la gente mease en el primer árbol que encontrase.

Por primera vez desde que estamos juntos en Castelldefels, mi mujer y mi niña me acompañaron a la carrera. Me hizo especial ilusión y creo que a ellas también que ya no quieren perderse más. El final de la carrera con Fátima corriendo a mi lado fue un momento que nunca podré olvidar.

Mis dos amores



Con todos estos mimbres y con un fantástico día para correr sin sol y con unos 17 grados, lo único que quedaba era disfrutar de la carrera. Llegamos con tiempo para aparcar sin problemas y menos mal, porque la policía había cortado los accesos con bastante antelación.

De camino a la salida nos encontramos con Rafa con el que estuve charlando un rato antes de calentar un poco para dirigirme ya a la salida que este año estaba organizada por cajones lo que evita aglomeraciones y atropellos, sobre todo en la primera curva que es muy cerrada.

Con el crack!

Al estar en el segundo cajón e ir contagiado del ritmo de los otros corredores, el primer kilómetro se me fue un poco de las manos, teniendo en cuenta que mi ritmo objetivo era de 5'00" y lo pasé en 4'36". También influía el hecho de estar mezclados con los corredores de 10K que aún saliendo del mismo cajón lo hacían, evidentemente, con un ritmo más alto. Consciente de que a esa velocidad no llegaría muy lejos, regulé un poco y me puse a 4'45" un ritmo que me pareció realmente cómodo y que al final conseguí mantener durante nada menos que 13 kilómetros. La oscilación era +/- 4 segundos. Los kilómetros iban cayendo y lejos de seguir regulando para bajar a 5'00", mantuve ese ritmo en el que me sentía muy cómodo y con el que incluso me permitía el lujo de contestarle a los que me animaban al ver el nombre del gran Mostovoi en mi espalda. Pasan los años pero nadie se olvida del Zar!!!

Salida
Km 10

Y entre unas cosas y otras llegamos de nuevo al Canal Olimpic para pasar el km 10 dónde nos separábamos de los que sólo hacían esa distancia. Cruzo el arco con el marcador en 48' un tiempo realmente bueno para correr una media. La duda era si aguantaría o el ritmo haría mella en mi más adelante. Pues la respuesta es que no, continué igual hasta el km 15 dónde me tomé un gel GU que llevaba para probarlo porque es el que nos darán en Atenas (no quiero sorpresas) y a partir de ahí aprovechando un grupo de 4 corredores que me adelantaron cambié el ritmo y me puse cerca de los 4'35" con una pasmosa facilidad. Y así, adelantando a un montón de corredores me planto de nuevo en el Canal Olimpic para hacer los dos últimos kilómetros dando una vuelta completa en la que disfruté como un enano cruzando la meta en 1h39m58s de la mano de mi niña y marcando mi mejor registro de las tres ediciones que corrí.

Entrando en meta con mi pequeñita

video


Con estas buenas sensaciones ya sólo me queda correr el Cross de Sants el Domingo 25 y empezar con el tapering que me dejará a las puertas de Atenas. Mientras tanto, podéis ver el reportaje de fotos que me sacó Yoly y algunas de JJ Vico en GOOGLE FOTOS y las estadísticas completas en GARMIN CONNECT.




























NUNCA TE RINDAS, NUNCA TE CONFORMES. NUNCA PARES

domingo, 4 de octubre de 2015

4º Correbarri



El Domingo 4 se celebrara la 4ª edición del Correbarri, una original carrera en la que todos los participantes deben elegir entre los 10 barrios de Barcelona para sumar puntos y al final ver qué barrio es el vencedor. Era mi primera participación y he de decir que mi experiencia ha sido positiva. No podré repetir el año que viene porque estaré a una semana de correr en Chicago, pero sí lo espero hacer en futuras ediciones.

Como ya empieza a ser una tradición desde que volví al asfalto después de las lesiones, el sábado nos fuimos las niñas y yo en tren a buscar el dorsal. La entrega se realizaba en la antigua fábrica de Estrella Damm, reconvertida desde hace tiempo en espacio cultural dónde se hacen exposiciones, conciertos y todo tipo de eventos.

Acceso fácil por metro desde la parada 2 de Maig de la línea azul (2) y una vez dentro todo muy sencillo, organizado por barrios. Paralelamente a la entrega del dorsal se había organizado en la entrada principal un fotomatón, caricaturas, taller de pastelería y en la zona de recogida del dorsal, música en directo y zumo gratuito. Aunque los habituales de la carreras tenemos tropecientas camisetas, he de decir que la que nos dieron me pareció muy cómoda y de buena calidad, tanto, que el día de la carrera decidí dejar mi indumentaria habitual y ponerme la del barrio que había elegido, Sant Martí, y que a la postre fue el vencedor de la prueba.

Bonito lugar para recoger el dorsal

Recogiendo el dorsal con la pequeñita y Yoly

Zumo por cortesía de Belle



El Domingo amaneció perfecto para correr, nubes y claros y unos 17 grados. Sensación fresquita que ya echaba de menos. Como siempre, llegué hora y media antes de la salida para no pasar apuros y acercarme a inspeccionar la zona de salida y de meta, ya que en esta carrera son distintas aunque están un al lado de la otra. Es importante conocer siempre la llegada. Yo en todos los Maratones que corro, siempre me doy un paseo el día anterior por los dos últimos kilómetros para no encontrarme con sorpresas el día de la carrera. En este caso, tampoco hace falta recorrer tanto, pero sí los últimos 500 metros para saber cuando empezar el sprint final, ya que se llega por el paseo marítimo y no ves la meta que hace curva. Así pude ver que a esa distancia más o menos hay una bajada en la que podía empezar a acelerar pero no a sprintar, ya que aún quedaba un buen tramo. Marqué mentalmente la zona de spint y de vuelta al coche para cambiarme y calentar.

Inspeccionando la zona de meta


De vuelta a la zona de salida ya había un ambiente tremendo. No hay que olvidarse que éramos unos 4000 corredores. Allí, casi cuando ya me metía en mi cajón, me encuentro con Alfred con el que me quedo charlando un rato. Ya en el cajón, a falta de mis compañeros habituales, Javi, Matías y Fernando, coincido con Juan, un veterano de las carreras barcelonesas y con el que ya había cruzado unas palabras en la cursa de Sant Joan Despí, mi última carrera antes del gran parón obligado del verano.

Todo listo y a las 0900 en punto se da la salida. Quizás por estar en el segundo cajón no tuve ningún problema. No sé qué tal les iría a los de atrás que siempre suelen encontrarse con algún que otro atasco.

Salida fulgurante


El circuito, salvo la subida por Arc de Trionf, un repecho al bordear Citadella y una pequeña rampa para acceder al paseo marítimo, es todo llano, pasando por el Moll de la Fusta hasta la rotonda del Paralel para luego volver en contra-dirección por el Passeig Colon y luego subir Arc de Trionf. Ahí hay un giro de 180º pero amplio, o sea no es cerrado, y poco después se alcanza la mitad de la prueba. Después de volver por el Passeig Picasso, bordeamos el Parc de Citadella y antes de llegar a la Villa Olímpica giramos a la derecha para regresar a la Barceloneta. Es un circuito bastante rápido y bueno para hacer marca, sin demasiados giros y con largas rectas, sobre todo el último km por el paseo marítimo que si además te pilla con el viento a favor, volarás hacia la meta! Importante ver la dirección del viento antes de la carrera en esa zona, porque si sopla Garbí (en contra) será necesario reservar fuerzas en el km anterior.

Me había planteado hacer 45' igual que en Poble Nou, pero sin forzar porque una lesión a estas alturas podía ser nefasta para llegar en condiciones a Atenas. Salí rápido contagiado por los compañeros de cajón, pero ya en el km 1 me puse a mi ritmo. En el Km 7, justo después del repecho empecé a notarme cansado y ya me esperaba que me pasase el globo del 45' que venía un poco detrás. Aún así aguanté el ritmo aunque en el Km 8 ya lo tenía muy pegado y empecé a escuchar una voz conocida. Era la de Manolo de corredors.cat que llevaba el globo e iba animando al grupo que lo acompañaba. Pensaba que me iba a pasar pero aguanté hasta meterme en el paseo. Ahí le escucho decir que los que tengan fuerzas que aprieten y que ya no quería adelantar a nadie más para animar al personal, así que me vengo arriba y empiezo a acelerar progresivamente y a adelantar a corredores hasta llegar a mis dos marcas señaladas, la de los 500 metros dónde acelero todavía más y los 300 dónde hago un muy buen sprint para entrar en meta en 45'01" y cumplir mi objetivo.

Y de nuevo vuelvo a volar....



























De nuevo muy contento con el rendimiento y sobre todo con el hecho de seguir sin sentir molestias a pesar de llevar ya 3 carreras en un mes y casi 25 entrenamientos. De hecho esa semana había salido 5 días sumando un total de 55K. Buena falta me hará llegar en condiciones porque el circuito de Atenas es bastante durillo.

A menos de un mes para el Maratón, ahora sólo me queda correr la Mitja del Mediterrani para hacer un buen test y el Cross de Sants para terminar con la carga de entrenos y empezar el tappering a dos semanas del Maratón.

Para no variar, y para los que os interese, las estadísticas de la carrera en GARMIN CONNECT y las fotos en GOOGLE PHOTOS.

NUNCA TE RINDAS, NUNCA TE CONFORMES. NUNCA PARES