domingo, 15 de junio de 2014

15 Cursa Delta del Prat



Hoy Domingo 15 de Junio se disputaba la 15 Cursa Delta del Prat, una carrera ya considerada de las clásicas del circuito Championchip y que organiza Prantec Associació de Atletisme y que cuenta como principal patrocinador a Catalunya Caixa.

Era mi tercera participación y en todas ellas conseguí la mejor marca del año. De hecho todavía aquí tengo mi MMP (Mejor Marca Personal). El circuito es nuevo, lo cambiaron el año pasado, y uno de los más rápidos de todo el circuito Championchip, pienso que sólo superado por la Cursa DIR que baja toda Diagonal hasta Forum.

Llegaba a esta carrera con buenas sensaciones después de haber hecho un buen tiempo en Pineda y, sobre todo, después de los entrenos de esta semana que fueron bastante rápidos a pesar del calor que ya empieza a hacer aquí.

La organización es esta carrera es muy buena. El centro de operaciones está en el estadio Moises Llopart y ahí es dónde se puede recoger el dorsal el día anterior o el mismo día de la carrera. La participación ronda los 1000 participantes, lo que hace que sea una carrera bastante íntima y en la que te encuentras caras conocidas del circuito. La inscripción se podía hacer con regalos y camiseta (12eur) o sólo el dorsal (7eur). Me parece genial, porque al final muchos de nosotros lo que queremos es competir y el tema de los regalos y camiseta queda en un segundo plano. Ya empiezan a ser varias las carreras que disponen de esta opción.

El despertador sonó a las 0600 y en la calle estaba cayendo el diluvio universal. Daban ganas de dar la vuelta y seguir durmiendo, pero ya sabéis, los corredores estamos un poco pirados y con esas me levanté para desayunar con suficiente margen para hacer la digestión. Llegué a la zona de la salida sobre las 0800 y aún estuve un rato tranquilamente en el coche. Estiramientos y a rodar un poco. Nada más empezar me encuentro con Javi, así que aprovechamos para rodar juntos.

Con Javi hablando de nuestras cosas...

Lo que era el diluvio universal a las 0600 se convirtió en sol y calor a las 0900... Cosas del tiempo. Y con este panorama, pistoletazo de salida. Una salida fulgurante en la que notaba que iba bastante más rápido que en Pineda y de lo que esperaba de esta carrera que simplemente era bajar de 44' y acercarme a un ritmo medio de 4'20". Primer kilómetro en 3'56". No recuerdo la última vez que bajé de 4' en competición, lo cual me dio una inyección de moral. Después fui perdiendo fuelle, pero mantuve el ritmo por debajo de 4'20" hasta el km 5. Un km 5 que mi reloj marcó muchísimo antes de la alfombra oficial. Teníamos que dar dos vueltas al circuito que terminaba en las pistas de atletismo por las que había que pasar también en la primera vuelta. Al pasar por ese km 5 veo que el crono oficial marca 22' y pico. Imposible! Al ritmo que iba, estaba seguro que había bajado incluso de 21'. Algo fallaba.

Concentrados esperando la salida

Aparte del metraje del circuito también empezaban a fallarme las fuerzas y la segunda vuelta ya no la estaba haciendo tan alegre como la primera. Del km 4 al 6 más o menos me encontré corriendo prácticamente solo. No enganchaba al grupo que llevaba delante y por detrás había abierto una pequeña brecha. Se me vino a la cabeza Pedro Nimo en la reciente Maratón de París dónde corrió prácticamente toda la Maratón en solitario.

Pero poco duró mi soledad porque cerca del km 7 (de la organización) me alcanzaron los corredores que venían detrás. Intenté acoplarme, pero sólo pude aguantar un kilómetro. No me quería quedar sin fuerzas al final, así que seguí a mi ritmo con otro corredor con el que iba haciendo 'la goma' todo el rato hasta que, en el km 9 hago un cambio de ritmo y lo dejo atrás. No iba muy sobrado y quería controlar para, en caso de llegar con fuerzas, hacer la vuelta a la pista a fondo. No fue el caso, como mucho hice 200 de los 350m que debíamos cubrir. Eso sí, esos 200m iba volando aunque cuando vi el marcador de meta me quedé realmente alucinado. Había hecho 4 segundos más que en Pineda y eso era totalmente imposible, porque el ritmo había sido muchísimo más alto aquí.

Hoy compartí asfalto con el actual Campeón de España de Maratón, Carles Castillejo

Al cruzar me encuentro con Javi que me comenta que a él le habían salido 400m de más. Miro mi reloj y me marca 410m, y lo único que se escuchaba alrededor era que el circuito estaba mal medido a pesar de haber sido homologado por la Federación Catalana. Al final por megafonía anunciaron que efectivamente había un error de medición y que se corregirían los tiempos en la web una vez decidida la distancia errónea.




Anécdota aparte, muy, pero que muy contento con esta carrera en la que me volví a sentir muy bien y en la que, a pesar del sufrimiento, disfruté mucho. No hay nada como cuando las cosas salen mejor de lo que uno espera.

Con esta carrera ya sólo me queda la de la Villa Olímpica el 29 de Junio para cerrar la temporada y empezar tres semanas de descanso antes de comenzar la pretemporada que me llevará a la Maratón de Amsterdam en Octubre. Serán tres meses complicados por aquello de entrenar en condiciones bastante extremas con temperaturas cercanas a los 30 grados prácticamente todos los días y con mucha humedad. Pero será un buen sacrificio, porque en Amsterdam tendremos una temperatura muy suave que será muy llevadera después del esfuerzo veraniego.

Podéis ver las estadísticas en GARMIN CONNECT y las fotos, como siempre, en GOOGLE +

NO RETREAT NO SURRENDER!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario