domingo, 29 de junio de 2014

24 Cursa Villa Olímpica

CRÓNICA COMPLETA PENDIENTE

Después del intento fallido del año pasado en el que me lesioné el tendón de Aquiles y tuve que abandonar en el km 5, este año llegaba bastante bien de forma, teniendo en cuenta el mal año que llevo.
El día acompañaba e incluso llovió un poco antes de la carrera. Lástima que paró poco antes de dar la salida, como en la del Prat.
Mi idea era ir con el globo de 45', pero nada más escuchar el pistoletazo salí como una bala dejando muy atrás al globo. Conseguí mantener un ritmo alrededor de 4'10" hasta dónde me llegaron las fuerzas, o sea, hasta el km 7. A partir de ahí se me fueron un poco los ritmos a 4'20"s y al final terminé en 43'17". Bueno, los 10K los terminé bastante antes, pero para variar, nuevo desfase de más en el circuito. Me parece extraño porque esta carrera la organiza J. Luis Blanco y cuida mucho los detalles, pero me parece que al ser salida y meta en el mismo sitio, no le cuadran las cuentas. O mi nueva teoría... La rueda que mide el circuito se la dan a un recortador... Ahí queda eso!

Pues con esta carrera termina una temporada extraña plagada de diversas lesiones pero en la que me he divertido mucho de nuevo. Ahora descanso y a finales de Julio ya empezaré de nuevo a sufrir con el calor del verano para preparar la Maratón de Amsterdam.

domingo, 15 de junio de 2014

15 Cursa Delta del Prat



Hoy Domingo 15 de Junio se disputaba la 15 Cursa Delta del Prat, una carrera ya considerada de las clásicas del circuito Championchip y que organiza Prantec Associació de Atletisme y que cuenta como principal patrocinador a Catalunya Caixa.

Era mi tercera participación y en todas ellas conseguí la mejor marca del año. De hecho todavía aquí tengo mi MMP (Mejor Marca Personal). El circuito es nuevo, lo cambiaron el año pasado, y uno de los más rápidos de todo el circuito Championchip, pienso que sólo superado por la Cursa DIR que baja toda Diagonal hasta Forum.

Llegaba a esta carrera con buenas sensaciones después de haber hecho un buen tiempo en Pineda y, sobre todo, después de los entrenos de esta semana que fueron bastante rápidos a pesar del calor que ya empieza a hacer aquí.

La organización es esta carrera es muy buena. El centro de operaciones está en el estadio Moises Llopart y ahí es dónde se puede recoger el dorsal el día anterior o el mismo día de la carrera. La participación ronda los 1000 participantes, lo que hace que sea una carrera bastante íntima y en la que te encuentras caras conocidas del circuito. La inscripción se podía hacer con regalos y camiseta (12eur) o sólo el dorsal (7eur). Me parece genial, porque al final muchos de nosotros lo que queremos es competir y el tema de los regalos y camiseta queda en un segundo plano. Ya empiezan a ser varias las carreras que disponen de esta opción.

El despertador sonó a las 0600 y en la calle estaba cayendo el diluvio universal. Daban ganas de dar la vuelta y seguir durmiendo, pero ya sabéis, los corredores estamos un poco pirados y con esas me levanté para desayunar con suficiente margen para hacer la digestión. Llegué a la zona de la salida sobre las 0800 y aún estuve un rato tranquilamente en el coche. Estiramientos y a rodar un poco. Nada más empezar me encuentro con Javi, así que aprovechamos para rodar juntos.

Con Javi hablando de nuestras cosas...

Lo que era el diluvio universal a las 0600 se convirtió en sol y calor a las 0900... Cosas del tiempo. Y con este panorama, pistoletazo de salida. Una salida fulgurante en la que notaba que iba bastante más rápido que en Pineda y de lo que esperaba de esta carrera que simplemente era bajar de 44' y acercarme a un ritmo medio de 4'20". Primer kilómetro en 3'56". No recuerdo la última vez que bajé de 4' en competición, lo cual me dio una inyección de moral. Después fui perdiendo fuelle, pero mantuve el ritmo por debajo de 4'20" hasta el km 5. Un km 5 que mi reloj marcó muchísimo antes de la alfombra oficial. Teníamos que dar dos vueltas al circuito que terminaba en las pistas de atletismo por las que había que pasar también en la primera vuelta. Al pasar por ese km 5 veo que el crono oficial marca 22' y pico. Imposible! Al ritmo que iba, estaba seguro que había bajado incluso de 21'. Algo fallaba.

Concentrados esperando la salida

Aparte del metraje del circuito también empezaban a fallarme las fuerzas y la segunda vuelta ya no la estaba haciendo tan alegre como la primera. Del km 4 al 6 más o menos me encontré corriendo prácticamente solo. No enganchaba al grupo que llevaba delante y por detrás había abierto una pequeña brecha. Se me vino a la cabeza Pedro Nimo en la reciente Maratón de París dónde corrió prácticamente toda la Maratón en solitario.

Pero poco duró mi soledad porque cerca del km 7 (de la organización) me alcanzaron los corredores que venían detrás. Intenté acoplarme, pero sólo pude aguantar un kilómetro. No me quería quedar sin fuerzas al final, así que seguí a mi ritmo con otro corredor con el que iba haciendo 'la goma' todo el rato hasta que, en el km 9 hago un cambio de ritmo y lo dejo atrás. No iba muy sobrado y quería controlar para, en caso de llegar con fuerzas, hacer la vuelta a la pista a fondo. No fue el caso, como mucho hice 200 de los 350m que debíamos cubrir. Eso sí, esos 200m iba volando aunque cuando vi el marcador de meta me quedé realmente alucinado. Había hecho 4 segundos más que en Pineda y eso era totalmente imposible, porque el ritmo había sido muchísimo más alto aquí.

Hoy compartí asfalto con el actual Campeón de España de Maratón, Carles Castillejo

Al cruzar me encuentro con Javi que me comenta que a él le habían salido 400m de más. Miro mi reloj y me marca 410m, y lo único que se escuchaba alrededor era que el circuito estaba mal medido a pesar de haber sido homologado por la Federación Catalana. Al final por megafonía anunciaron que efectivamente había un error de medición y que se corregirían los tiempos en la web una vez decidida la distancia errónea.




Anécdota aparte, muy, pero que muy contento con esta carrera en la que me volví a sentir muy bien y en la que, a pesar del sufrimiento, disfruté mucho. No hay nada como cuando las cosas salen mejor de lo que uno espera.

Con esta carrera ya sólo me queda la de la Villa Olímpica el 29 de Junio para cerrar la temporada y empezar tres semanas de descanso antes de comenzar la pretemporada que me llevará a la Maratón de Amsterdam en Octubre. Serán tres meses complicados por aquello de entrenar en condiciones bastante extremas con temperaturas cercanas a los 30 grados prácticamente todos los días y con mucha humedad. Pero será un buen sacrificio, porque en Amsterdam tendremos una temperatura muy suave que será muy llevadera después del esfuerzo veraniego.

Podéis ver las estadísticas en GARMIN CONNECT y las fotos, como siempre, en GOOGLE +

NO RETREAT NO SURRENDER!!

domingo, 8 de junio de 2014

XII Cursa Pineda de Mar



El Domingo 8 de Junio se celebrara la edición 12 de la Cursa Pineda de Mar organizada por el Club Fondistes de Pineda. Era mi segunda participación y el regreso a la competición después de la Maratón de Hamburgo. Llegaba en un estado de forma creciente, pero lejos de mis mejores momentos en competiciones de 10K. El objetivo era modesto, simplemente bajar de 45' y acercarme lo más posible a los 44'. Las metas tienen que ser realistas. Ese es uno de los principios básicos del corredor.

Tal y cómo recordaba de la edición del 2011, la organización perfecta, con todo el montaje de la carrera en las instalaciones del Camp Xaubet, el Campo de Fútbol Municipal. El principal cambio con respecto a la edición anterior es que la salida, en vez de realizarla en una de las calles del pueblo, esta vez se realizaba en el paseo marítimo, con lo que el primer km es recto y llano aunque después se metía en el pueblo y salíamos al paseo de nuevo en el km 3, para seguir así hasta el 6 con sólo un giro a la derecha después de pasar la alfombra del km 5. Muy buen circuito para ir a ritmo constante.

La recogida del dorsal se podía realizar tanto el día anterior como el mismo día de la carrera hasta media hora antes del inicio, lo cual para los que venimos de un poco lejos, nos viene muy bien.

El verano ya estaba instalado en Catalunya y al salir de casa a las 7 de la mañana, ya teníamos 25 grados. El sufrimiento iba a estar asegurado. Una horita escasa de viaje y aparco sin problemas por la zona, aunque no en el párking recomendado por la organización. Nunca lo hago, porque me gusta salir después de las carreras tranquilamente y no comerme atascos en los párking. Hay sitio de sobra por los alrededores, sobre todo en la parte de los concesionarios que están en la NII.

Recojo el dorsal tranquilamente, estiro un poquito y rodaje suavecito de 1K más o menos hasta la línea de salida, donde nada más llegar me encuentro con Javi y al poco se nos une Matías. Sólo me faltaba Fernando al que echo de menos, pero que se está recuperando de unas dolencias. Te mando un abrazo y ánimo desde el blog y espero que verte pronto a mi lado corriendo, si es que soportas mi actual ritmo de tortuga.

Charlando tranquilamente con Matías y Javi
Después de charlar tranquilamente de la planificación de las próximas carreras en las que coincidiré con Javi en la del Prat del día 15 y con Matías en la de la Villa Olímpica el 29, nos dirigimos a la salida para coger buen sitio. En estas carreras en las que no se sobrepasan los 1000 corredores, no hay cajones y es importante colocarse bien para coger ritmo desde el principio.

Fogonazo y a correr. En los primeros metros, Javi ya se nos escapa y Matías y yo vamos juntos hasta el km 4 en el que se me adelanta unos metros. En principio llevábamos la misma idea de tiempo, pero él está en mejor forma, a pesar de venir también de lesión.

Los tres mosqueteros a la izquierda. Matías con la Senyera, Javi gorra azul y yo mi clásico pañuelo amarillo

Como ya comenté anteriormente, el primer km era todo recto, con un par de rotondas y marco un tiempo de 4'09", ritmo que sabía no podía aguantar mucho tiempo. Giro a la derecha en dirección a la NII y volvemos a 'bajar' hacia el paseo dónde ya estaba el km 3. Esos dos km los hago en 4'17" y 4'19" que, aunque era el ritmo optimista, se alejaba un poquito del realista, que sí fijé a partir de ahí, rondando los 4'30" el resto de los kilómetros a excepción del último que apreté un poco al final y lo hice en 4'21".

Sufriendo desde el inicio

No había tregua, misma cara de sufrimiento que 5km atrás....

Hidratando para afrontar los últimos 2K

Matías se me había escapado unos metros cuando volvimos al paseo, pero lo tenía a la vista un poco más adelante. Paso el km 5 en 21'54" con lo que difícilmente sería capaz de bajar de 44', ya que no era el día para hacer split negativo. Pero sí era el día para apretar los dientes y mantener un ritmo constante. Y así lo hago. Giramos de nuevo a la derecha en dirección a la NII para acercarnos al km 6 y es un poco antes de llegar a ese km cuando alcanzo a Matías que iba bastante roto. El calor y la humedad empezaba a hacer estragos y esos km intermedios son los peores. Le doy ánimo y llego al km 6 que fue el más lento de todos 4'36". A partir de ahí, subo un poco el ritmo, giro a la izquierda para regresar al paseo marítimo y enfilar los dos últimos km que se me hicieron eternos, aunque todavía me quedaron fuerzas para lanzar un pequeño sprint en los últimos 200 metros, como a mi me gusta. Bueno, me gusta hacerlo faltando 400m pero no llevaba el cuerpo con tanta alegría. A ver si lo puedo hacer el próximo domingo en el Prat, que además la carrera termina dando casi la vuelta entera a la pista de atletismo, unos 350m.

Javi con su gorra azul...

Yo con mi pañuelo de la Maratón de NYC...

Y Matías con su Senyera de Maimakansu

Al final cruzo la meta en 44'20" con un tiempo oficial de 44'16" y muy contento con el resultado. Me hubiese hecho ilusión bajar de 44', pero dadas las circunstancias, los pocos entrenos y el calor, lo doy por muy bueno.

Espero a Matías que entró medio minuto después y nos vamos juntos hacia el campo de fútbol dónde ya nos esperaba Javi que había hecho 41'07". Y aquí viene lo bueno de las carreras minoritarias. Aparte del agua (que menos) tenían preparada bebida isotónica, coca-cola, helado y butifarra. Como regalo, en vez de la típica camiseta, nos dieron 3 pares de calcetines para correr. El ropero detrás de una de las porterías muy bien organizado y sin problemas para recoger la mochila de Matías que volvía a Mataró en tren.

Por cierto, me olvidé comentar antes un tema importantísimo. Los dos avituallamientos, DOS!!, estaban en el km 4 y en el 7.5K Perfecto! Es justo cuando se necesitan. Si sólo pones uno, como en alguna de las 'grandes' de Barcelona, y en el km 5.5 o 6... llegas muerto. A ver si aprenden algunos que llevan años organizando carreras y parece que hayan empezado ayer. 

Me gusta mucho esta carrera. Es buena, con largas rectas y buena organización, aunque el problema es la fecha. Siempre hace mucho calor, pero bueno, también es verdad que los corredores tenemos que entrenar y correr en todas las condiciones. A mi me viene muy bien, porque nunca sabes qué tiempo vas a tener en una Maratón y si no estás acostumbrado y te viene un día de calor, estás muerto.

Después de Pineda ya sólo me quedan dos carreras más (Delta del Prat y Villa Olímpica) para terminar esta temporada que vino marcada por los dos meses de parón por la lesión de rodilla. De todas formas entre Agosto '13 y Julio '14, si no tengo problemas con las dos carreras que faltan, habré completado un total de 19 carreras (2 Maratones, 4 Medias y 13 de 10K), consiguiendo además mi MMP en la Maratón de Valencia. Yo diría que no está nada mal.

Podéis ver algunas fotos de la carrera en GOOGLE+ y las estadísticas completas en GARMIN CONNECT.

NO RETREAT NO SURRENDER!!!