domingo, 20 de octubre de 2013

V Mitja Marató Mediterrani



El Domingo 20 de Octubre se celebraba la V Marató del Mediterrani, con un cambio importante sobre ediciones anteriores. Por primera vez no se disputaba la maratón completa sino que se correría la Mitja por parejas cuyos corredores debían permanecer juntos toda la carrera y el tiempo final sería la suma de los dos. Un invento un poco extraño que pienso se hizo para no perder el nombre de Marató del Mediterrani. La verdad es que ver en ediciones anteriores a los corredores de la Marató deambular por el Passeig Martim era un verdadero drama. Muy dispersos al ser muy pocos y sin apenas gente animando no es el mejor cartel para una Maratón. Así que personalmente, lo de este año me ha parecido una buena idea.

El día se presentaba bueno para correr (a priori), sin sol y sin nada de viento, cosa extraña en la zona. Ya en carrera sí que salió el sol y también pudimos comprobar la tremenda humedad que había, lo que añadió un punto de dificultad a la Mitja.

Mi estado de forma ya era otra cosa. No era tan bueno como el tiempo. Este era mi último test serio antes de la Maratón de Valencia y no llegaba en mi mejor momento, ni mucho menos. Demasiados altibajos en el plan de entrenamiento debido a lesiones. Por lo tanto decidí hacer lo contrario de lo que se hace antes de una Media Maratón. En vez de bajar km la semana de la carrera, lo que hice fue cargar el cuerpo con muchos kilómetros. Quería intentar experimentar en la Mitja las sensaciones de cansancio de la Maratón. Así que el Miércoles me metí 12K, el Jueves 17K, el Sábado 12, y el mismo día de la carrera 7K antes de empezar. En total, me colocaba en la línea de salida con 41K en 4 días más el rodaje de 5K desde mi casa hasta la salida.



Al llegar a la zona de salida me encuentro con Javi que estaba muy contento de su marca de 10K de la semana pasada en el Correbarri, 41:06. Calentamos un par de km más y ya nos dirigimos al cajón de salida dónde me encuentro a Fernando que estrenaba Sub40, también conseguido en Correbarri.

La idea era salir alrededor de 5:00 y ver qué tal iba la cosa. Javi corría la de 10K, así que salió disparado. Nosotros tranquilos para lo que es nuestro ritmo normal de Media Maratón. Primer kilómetro a 4:50 que mantuvimos hasta el km 8. Yo no iba mal, pero empezaba a notar algo de cansancio. Pasamos los 10K en 49 minutos y ya en el km 11 empezaba a sufrir. Sensaciones muy malas y ganas de parar, algo que, salvo hace 10 años en Lisboa, no se me había vuelto a pasar por la cabeza en una Media Maratón. Así que... Lo había conseguido!! Esos pensamientos y sensaciones eran exactamente iguales que los que se sienten en el km 32-33 de las Maratones. Y al igual que en esos momentos, la cabeza puede con los músculos y seguimos adelante hasta el km 14 dónde estaba Kasia para hacernos unas fotos mientras bebíamos y tomábamos el gel tranquilamente. Un gel que pronto hizo su efecto y del km 16 ya hasta el final de la carrera empezamos a 'recoger cadáveres'. Fue un momento divertido después del sufrimiento y que me recordó mucho al arrebato que me había dado el año pasado en Berlín entre los km 35 y 40. Al final terminamos en 1:48:10, un tiempo exageradamente superior a nuestro nivel, pero que tampoco está mal teniendo en cuenta el experimento.

Nos lo tomábamos con calma

Con muuuuchaaa calmaaa...



Ahora sólo queda seguir entrenando y haciendo kilómetros con mucho cuidado para no recaer en las lesiones y esperar a que llegue el 17 de Noviembre para poder disfrutar de una nueva aventura, esta vez en Valencia. Antes, Cross de Sants (10K) el 3 de Noviembre, que será un rodaje rápido. Nada de buscar marcas. Eso lo dejaré para el año que viene.

Y antes de terminar, muchas gracias a Kasia por las fotos y a Fernando por sus ánimos durante toda la carrera y por haberla hecho realmente divertida. A pesar del sufrimiento en algunos momentos, nos los pasamos muy bien.

Para ver todas las fotos podéis entrar en GOOGLE+ y las estadísticas en GARMIN

No hay comentarios:

Publicar un comentario