domingo, 20 de octubre de 2013

V Mitja Marató Mediterrani



El Domingo 20 de Octubre se celebraba la V Marató del Mediterrani, con un cambio importante sobre ediciones anteriores. Por primera vez no se disputaba la maratón completa sino que se correría la Mitja por parejas cuyos corredores debían permanecer juntos toda la carrera y el tiempo final sería la suma de los dos. Un invento un poco extraño que pienso se hizo para no perder el nombre de Marató del Mediterrani. La verdad es que ver en ediciones anteriores a los corredores de la Marató deambular por el Passeig Martim era un verdadero drama. Muy dispersos al ser muy pocos y sin apenas gente animando no es el mejor cartel para una Maratón. Así que personalmente, lo de este año me ha parecido una buena idea.

El día se presentaba bueno para correr (a priori), sin sol y sin nada de viento, cosa extraña en la zona. Ya en carrera sí que salió el sol y también pudimos comprobar la tremenda humedad que había, lo que añadió un punto de dificultad a la Mitja.

Mi estado de forma ya era otra cosa. No era tan bueno como el tiempo. Este era mi último test serio antes de la Maratón de Valencia y no llegaba en mi mejor momento, ni mucho menos. Demasiados altibajos en el plan de entrenamiento debido a lesiones. Por lo tanto decidí hacer lo contrario de lo que se hace antes de una Media Maratón. En vez de bajar km la semana de la carrera, lo que hice fue cargar el cuerpo con muchos kilómetros. Quería intentar experimentar en la Mitja las sensaciones de cansancio de la Maratón. Así que el Miércoles me metí 12K, el Jueves 17K, el Sábado 12, y el mismo día de la carrera 7K antes de empezar. En total, me colocaba en la línea de salida con 41K en 4 días más el rodaje de 5K desde mi casa hasta la salida.



Al llegar a la zona de salida me encuentro con Javi que estaba muy contento de su marca de 10K de la semana pasada en el Correbarri, 41:06. Calentamos un par de km más y ya nos dirigimos al cajón de salida dónde me encuentro a Fernando que estrenaba Sub40, también conseguido en Correbarri.

La idea era salir alrededor de 5:00 y ver qué tal iba la cosa. Javi corría la de 10K, así que salió disparado. Nosotros tranquilos para lo que es nuestro ritmo normal de Media Maratón. Primer kilómetro a 4:50 que mantuvimos hasta el km 8. Yo no iba mal, pero empezaba a notar algo de cansancio. Pasamos los 10K en 49 minutos y ya en el km 11 empezaba a sufrir. Sensaciones muy malas y ganas de parar, algo que, salvo hace 10 años en Lisboa, no se me había vuelto a pasar por la cabeza en una Media Maratón. Así que... Lo había conseguido!! Esos pensamientos y sensaciones eran exactamente iguales que los que se sienten en el km 32-33 de las Maratones. Y al igual que en esos momentos, la cabeza puede con los músculos y seguimos adelante hasta el km 14 dónde estaba Kasia para hacernos unas fotos mientras bebíamos y tomábamos el gel tranquilamente. Un gel que pronto hizo su efecto y del km 16 ya hasta el final de la carrera empezamos a 'recoger cadáveres'. Fue un momento divertido después del sufrimiento y que me recordó mucho al arrebato que me había dado el año pasado en Berlín entre los km 35 y 40. Al final terminamos en 1:48:10, un tiempo exageradamente superior a nuestro nivel, pero que tampoco está mal teniendo en cuenta el experimento.

Nos lo tomábamos con calma

Con muuuuchaaa calmaaa...



Ahora sólo queda seguir entrenando y haciendo kilómetros con mucho cuidado para no recaer en las lesiones y esperar a que llegue el 17 de Noviembre para poder disfrutar de una nueva aventura, esta vez en Valencia. Antes, Cross de Sants (10K) el 3 de Noviembre, que será un rodaje rápido. Nada de buscar marcas. Eso lo dejaré para el año que viene.

Y antes de terminar, muchas gracias a Kasia por las fotos y a Fernando por sus ánimos durante toda la carrera y por haberla hecho realmente divertida. A pesar del sufrimiento en algunos momentos, nos los pasamos muy bien.

Para ver todas las fotos podéis entrar en GOOGLE+ y las estadísticas en GARMIN

domingo, 13 de octubre de 2013

4ª Cursa de La Tardor



El Domingo 13 de Octubre se celebraba la cuarta edición de la Cursa de La Tardor magníficamente organizada por el Club Atletismo Sant Andreu de la Barca. Era mi segunda participación y por descontado que no será la última porque le tengo un cariño especial a la Organización. El circuito es exigente pero bueno para ir poniendo en forma las piernas, sobre todo para los que empezamos temporada en Septiembre.

Gracias Txus por el buen trato recibido y por el detalle de mi nombre (se ve un poco detrás de él)

Llegaba a esta carrera con un estado de forma bastante peor de lo que pensaba por culpa del parón que tuve que hacer en Septiembre debido a unos problemas de vértigo que tuve. La verdad es que entre la lesión del tendón y ahora esto, me está costando mucho ponerme en forma para el gran objetivo que es la Maratón de Valencia. Pero esa es otra historia para contar otro día.

El día amanecía muy bueno para correr. Unos 14 grados y sin sol. Llegué con tiempo suficiente para recoger el dorsal y charlar un rato con Jose y con dos de los organizadores, Txus y Toni para darles personalmente las gracias por el pedazo de detalle que tuvieron conmigo pintando mi nombre en la carretera en uno de los tramos del circuito. Muy grandes!!!

A algunas les daba tiempo hasta de sonarse mientras pasaban por encima de mi nombre

Después de calentar un poquito y de rodar unos minutos con Jose, nos colocamos en la línea de salida. No tenía muy claro si salir a rodar rápido o intentar, como siempre, darlo todo hasta dónde llegase. Me imaginaba que no llegaría a la marca del año pasado, pero al menos lo quería intentar.



Tras la fantástica tamborrada, pistoletazo de salida y a correr. El primer kilómetro es casi todo en descenso menos un pequeño y ligero repechito. Miro el crono y me sale 3:51. No me lo podía creer porque hacía meses que no corría a esa velocidad. Jose a mi lado. En el segundo ya me puse a un ritmo un poco más decente 4:06. Es un tramo completamente llano y muy bueno para correr. El tercero ya es otra cosa. Un pequeño repecho al que le sigue uno bastante fuerte que minaba bastante las fuerzas. Acto seguido, pequeño falso llano y bajada por una calle paralela a la anterior que luego había que volverla a subir para pasar en dirección contraria a la zona de salida y llegar al km 4. Es la parte más dura de la carrera. Ahí Jose ya se me había escapado y yo me daba cuenta que no sólo no me acercaría a la marca del año pasado, sino que tocaría sufrir. El último kilómetro de la primera vuelta, también bastante duro con una parte en falso llano y una prolongada subida hasta llegar a la salida para iniciar la segunda vuelta. Una segunda vuelta en la que, viendo que no iba a hacer ningún tiempo maravilloso, decidí poner el piloto automático y hacer un rodaje rápido. Al final, 45:03, dos minutos y medio más que el año pasado.

Sufriendo de lo lindo

Una vez terminada la carrera llegaba el buffet libre! Manzana, zumo, agua, Powerade, butifarra.... En fin, no se puede pedir más. La organización fantástica y con una entrega de premios genial en el que, aparte de los ganadores de las diferentes categorías, había originales premios por haber terminado en un determinado puesto o por haber marcado la menor diferencia de tiempo entre las dos vueltas. Descuentos en tiendas, paletas de jamón, botellas de vino para los 28 últimos puestos...... Vamos, igualito que en esas carreras multitudinarias y por las que pagamos 16 euros. Por cierto, la inscripción para esta carrera ofrece la posibilidad de hacerse sin camiseta por sólo 7 euros. Para los que corremos en muchas carreras y acabamos regalando todas las camisetas, es todo un detalle.

Entrada en meta




Las sensaciones no fueron todo lo buenas que yo pensaba, pero sigue siendo un paso adelante en la preparación de la Maratón de Valencia. Queda mucho por mejorar y poco tiempo, pero desde luego lo intentaré con todas mis ganas.

Estadísticas de la carrera en GARMIN y todas las fotos en GOOGLE+