domingo, 3 de febrero de 2013

La Mitja 2013



Después del intento frustrado del año pasado, este año venía con muchas ganas a la Mitja de Granollers. No especialmente centrado en hacer una gran marca, pero si un buen tiempo teniendo en cuenta que ya era la parte final del programa de entrenamiento para la Maratón de Sevilla antes de iniciar la fase más tranquila de entrenamientos antes de carrera.

Las Mizuno ya habían pisado Sitges, Santa Pola y Terrassa de forma consecutiva y hoy les tocaba compartir fiesta con nada más y nada menos que con el actual Campeón Olímpico Kiprotich, el Campeón Europeo Rothlin y el Campeón de España Carles Castillejo. Sólo nos faltaba Kirui, el actual campeón del Mundo, aunque en su lugar teníamos a otro crack, Jaume Leiva, actual Campeón de España de Media Maratón. Vamos, lo mejor de cada casa!! A estos le añadimos a Rubén Otero que no lo paran ni las lesiones, a Txus con sus compañeros del CA Sant Andreu, a mi vecino Braulio y a Rubén Berenguel para disfrutar a tope de un día en las carreras que diría el bueno de Groucho. Eso sí, no me voy a olvidar de Fernando que no pudo compartir carretera por culpa de una inoportuna lesión. Así que desde aquí le deseo una pronta recuperación, que me consta que ya está de nuevo en el candelero.

Pues con este preámbulo y el ambiente festivo en las calles de Granollers, todo estaba dispuesto para correr esa cuarta media consecutiva. Llegué con bastante tiempo para aparcar y sólo estar preocupado por la carrera. Como hago siempre, un paseo hasta la zona de salida con la fantástica sudadera que nos regalaron en Terrassa para abrigarse del frío y un cafecito antes de calentar y quedar con Rubén Otero para rodar un poco. Las sensaciones eran algo extrañas. No me había levantado muy bien y notaba el cuerpo como cansado. En ese momento no sabía que estaba incubando el tremendo catarro que tengo ahora....

Eso era lo que me esperaba...

Así que después de saludar a Arantxa, la novia de Rubén que nos sacó una fantástica foto y de un rodaje suave de un par de kilómetros, nos despedimos y nos fuimos cada uno a nuestro cajón. En el mío.... Coma sempre os de sempre... Que decimos los celtistas. O sea, el núcleo duro de Corredors.cat entre los que estaban Jordi y Manolo con los que ya había coincidido la semana anterior en Terrassa y que habitualmente hacen de liebres aunque hoy no. Les pregunto por los tiempos que iban a hacer y Jordi me dice que sobre 1:31 (descartado) y Manolo 1:34, así que me digo a mi mismo que me pego a Manolo a ver si aguanto. Por allí también estaban los dos hermanos americanos conocidos en este mundo del running por su costumbre de correr en bañador. Si, no es coña. En bañador corto, haga el frío que haga, y os aseguro que Granollers en Febrero no es Ciudad del Cabo.

Con Rubén Otero

Y entre charlas y risas llegó el momento. Pistoletazo de salida y a correr. Me pongo en el grupillo con toda esta gente y voy charlando durante el primer km con Manolo. El ambiente en el grupo era realmente bueno y divertido, así que la carrera prometía. Ascenso continuado y ya en el km 3 Manolo se adelanta unos metros. Yo sigo con Jordi y los americanos, hasta el km 4 que, aprovechando el puente que cruza las vías del tren y nos deja a la entrada del polígono, pegan un buen cambio de ritmo y se me escapan. No quise forzar y preferí ser algo conservador dado que hasta el km 12 la carrera va en continua ascensión salvo un par de km del polígono.

El kilómetro 5 lo paso bastante lento y en el 8 noto como si me fallase el motor. Aunque no iba mal, desde luego no estaba corriendo con la alegría que lo había hecho en otras carreras. Analizada la carrera en frío una vez terminada, resultó que yo pensaba que íbamos llaneando pero la verdad es que era un falso llano muy, pero que muy largo. Una vez superada la travesía entre Granollers y La Garriga en lo que era la zona de los polígonos el km 10 marcaba el inicio del ascenso al pueblo. Un sufrimiento. Casi me voy más allá de los 5 minutos en ese largo kilómetro, en el que, por cierto primero dos chicos exclaman 'El Zar!! Que grande era!!' y otro se acerca por detrás y me dice que este año lo tenemos complicado. Cruzamos un par de palabras y a continuar el ascenso que se prolongaba casi hasta el km 12.



A partir de ahí ya todo era en descenso hasta Granollers, pero no, no podía ser tan sencillo. Ese descenso incluía zona de toboganes entre el km 13 y el 17, lo cual hacía que las piernas se resintiesen bastante. A partir de ahí, sí que toda la carrera continuaba por las calles de Granollers repletas de gente que le daban un ambiente tremendo a la carrera. Justo antes de llegar, sobre el km 19, de nuevo otra voz, esta vez conocida me llama por detrás. Era Braulo que, igual que hace dos años, me adelantaba en la misma zona. Iba con un amigo y un ritmo realmente bueno. Yo, como no iba a conseguir ninguna marca y ya sabía que iba a bajar de 1:40, decidí no sufrir más de la cuenta y disfrutar del último tramo de la carrera. Al final 1:38:40, prácticamente el mismo tiempo que había hecho en Sitges 4 semanas antes.



Lo más destacado de la carrera es que, por primera vez en una Media Maratón hice split negativo, o sea que corrí la segunda parte más rápida que la primera. Y no por unos segundos, sino por más de un minuto. Con este resultado doy por muy bueno el experimento de correr 4 medias maratones consecutivas como preparación para la Maratón de Sevilla. Ahora a rodar un poco estas dos semanas que quedan y a reservar fuerzas para intentar ese ansiado asalto a las 3:30.



Podéis ver los tiempos en GARMIN y la clasificación de la Lliga Internet queda así:


No está mal, puesto 80 de la general y 20 de mi categoría M40. La realidad será otra cuando todos completemos las 14 carreras puntuables al final del año, pero de momento toca recrearse un poco viendo mi nombre tan arriba :)

La próxima crónica ya será la de la Maratón de Sevilla, así que hasta entonces... Salud y Kilómetros!!!

1 comentario:

  1. Pues otra media más al saco crack, no paras!!! Ahora a descansar todo lo que se pueda y a intentar llegar lo más fino posible a Sevilla, donde te tienes que salir. Un abrazo Suso!

    ResponderEliminar