domingo, 16 de diciembre de 2012

XXIV Mitja Marató Vilanova

Con bastante menos frío que el año pasado se presentaba la 24 edición de la Mitja Marató de Vilanova i la Geltrú. Después de la experiencia del año pasado en la que me pareció una Mitja muy exigente, este año quería intentar mejorar un poco la marca y dejarla por debajo de 1:40 que es el objetivo que me he marcado para cualquier Media Maratón de aquí en adelante. El siguiente paso será dominar el 1:35, pero eso ya vendrá más adelante.

Como comentaba antes, el día estupendo. Sol y unos 12 grados, perfectos para correr, a diferencia del año pasado que hacía un frío tremendo. Así que con tranquilidad fui a recoger el dorsal. Saco la cámara, un par de fotos y me voy hacia los stands dónde nos daban los dorsales. Según me acerco, meto la mano en el bolsillo para coger el DNI y.... ups... Andandará??? Pues sí, se me había caído al sacar la cámara. Justo cuando le iba a contar la historia a la chica que repartía los dorsales, escucho que dicen mi nombre por megafonía, así que le digo que el mío lo tiene el Sr. del micro :)



Con el dorsal después de recuperar mi DNI

Después del pequeño incidente, me voy al coche a colocar el dorsal en la camiseta y calentar un poco. Iba preparado por si hacía frío, pero al final, me quedé sólo con la camiseta de tirantes, porque la térmica me iba a sobrar seguro.

Justo antes de la salida, me encuentro con Fernando. Sabía que iba a venir, pero no lo había visto. Comentamos un poco la jugada, que si a 4:40, que si era su primera Media en mucho tiempo, y cuando menos lo esperábamos....PUM! Cañonazo y a correr!!

Listos para la salida (por cierto, podéis buscar a Wally)

La verdad es que salimos mucho más rápido de lo que yo había pensado inicialmente, pero con la buena compañía los altos ritmos se llevan mejor. Eso sí, a la larga pasan factura. Los primeros 5K los  pasamos bastante bien y enfilamos el inmenso tobogán que nos llevaba a la zona del puerto, la única parte llana de la carrera. Con lo que no contábamos era con que se levantase Garbí, ese maldito viento Suroeste que es un verdadero suplicio y al que estoy bien acostumbrado en los entrenos. Pero claro, en carrera, cuando vas forzado, puede acabar contigo. Y así fue. Bueno, no acabó conmigo, pero si acabó con el buen rollo que llevábamos Ferandno y yo porque en el km 9 ya no fui capaz de seguirlo. Bueno, capaz si era, pero me arriesgaba a no terminar, así que decidí continuar a mi ritmo y ya nos veríamos en la llegada.

Km 5

Como ya conocía bien el circuito sabía que después de la ida y venida por el Paseo Marítimo llegaba la parte dura, del km 13 hasta el final. Un sube-baja continuo. La verdad es que iba justo de fuerzas, pero tenía bastante margen de los primeros kilómetros y conseguí mantener un buen ritmo que incluso aumenté un poco en los dos últimos kilómetros para terminar en 1:37:30, casi cuatro minutos menos que el año pasado.

Al llegar me encontré con Fernando que había terminado en 1:35:01, un gran tiempo para ser su regreso al la Media Maratón. Estuvimos charlando un buen rato mientras recuperábamos fuerzas con la naranja que nos habían dado.

Fernando entrando en meta (el de debajo del cartel)

En cuanto a la organización de la carrera, bastante buena, aunque seguimos con el problema del avituallamiento del km 10. Es muy muy corto, y si no vas atento, te lo puedes pasar muy fácilmente. De verdad que deberían estirarlo un poco más. Por lo demás genial. La bolsa del corredor muy buena con camiseta, braga y hasta un diccionario Inglés-Español!!!

Ya en casa con los 'regalos'

Con esta carrera y a falta de correr los 10K de Los Nassos (la San Silvestre de Barcelona), mi clasificación de la Lliga Internet de este 2012 queda de la siguiente manera, con 1787,31 puntos en el puesto 163 de más de 5000 participantes:




1 comentario:

  1. Crónica tan buena como la compañía en carrera. Gracias a tu experiencia en los ritmos aguanté muy constante toda la carrera. En la foto se me ve inclinándome un poco, se debe a la salida de curva en el sprint, es lo que tenemos los velocistas, es ver un tartán y nos perdemos...Ja ja, esprinté , pero luego no tenía fuerzas ni para frenar.
    Fernando.

    ResponderEliminar