domingo, 1 de julio de 2012

33ª Cursa Palleja



Después de un mes de parón total y de 4 o 5 entrenamientos no demasiado buenos, hoy era el día señalado para la vuelta a la competición. Y para ello tuve la suerte de contar con tres acompañantes de lujo, Jose, un celtista como yo, y Jordi, compañero de trabajo al que acompañaba su hermano Rubén, un crack del tartán (400mts en 50 segundos).

Con un fantástico día en el que el sol nos dio una tregua y una ligera brisa que nos acompañaría toda la carrera, llegué tranquilamente a recoger el dorsal. Aunque sólo habían pasado dos meses, ya echaba de menos este simple acto protocolario. Quizás porque desde hace dos años era la primera vez que pasaba más de un mes sin competir.

Recogida de dorsales

Una vez recogido el dorsal, me encuentro con Jose y vamos hasta el coche para dejar las cosas y rodar un poquito. El primer contratiempo es que a Jose se le funde el Garmin, pero le digo que no se preocupe que hoy va con liebre. Su idea era correr sobre 4:40 para bajar de 46:00. Ni rastro de Jordi y Rubén. Finalmente nos colocamos en la línea de salida, hacia la mitad ya que no íbamos a salir muy rápido. Ahí finalmente nos encontramos con Jordi y Rubén. Ellos corrían la Cursa de 5K y por lo tanto su ritmo sería mayor, a 4:18. Objetivo: bajar de 22:30.

La recta final

Así que, después de las presentaciones y de un respetuoso minuto de silencio, un cohete marcó el inicio de la Cursa. Jordi y Rubén salieron disparados y Jose y yo a nuestro ritmo sorteando a algunos corredores. El km 1 nos da nuestra primera referencia, 4:35, bastante más rápido de lo que esperábamos. Yo incluso estaba sorprendido de poder ir a ese ritmo con lo mal que me habían salido los entrenos. Segundo km incluso más rápido, 4:33 y en el tercero ya vimos que en la segunda vuelta nos iba a costar un poco, porque había una larga recta en ligera pendiente seguida de una pequeña subida que picaba un poco. Nos fuimos a 4:43, para enfilar la línea de meta en sentido contrario y descendente y marcar el mejor km de la primera vuelta con 4:28 entre las callejuelas del pueblo. El último km en ligero ascenso hasta llegar a la meta lo pasamos en 4:36, para pasar la mitad de la cursa en 22:49. La segunda vuelta más o menos fue un espejo de la primera marcando un parcial de 22:44 para finalizar la cursa en 45:33 lo que significó la mejor marca personal de Jose. En cuanto a Jordi y Rubén, pues también lo bordaron. Terminaron en 21:35, mejor marca personal de Jordi. Y que por mi parte también muy feliz por haber podido ayudar a a Jose a conseguir su marcar y por haber recuperado las sensaciones de la competición y que, aun estando fuera de forma, el parón no ha sido tan grave como pensaba.

Antes de finalizar, decir que el recorrido es muy bueno para intentar hacer marca y que la organización ha sido perfecta. A pesar de ir por calles estrechas, no había problemas para correr en ningún momento ya que el número de plazas estaba perfectamente calculado. Sin duda, repetiré el próximo año. Y como no hay más fotos que las que he puesto aquí, pues sólo queda ver las estadísticas en GARMIN

En cuanto a la Lliga Internet, el cuadro queda como sigue:




Y ahora toca seguir entrenando todo el verano para llegar en forma a la siguiente carrera que será la Mitja de Sabadell el 9 de Septiembre y en la que estaré acompañado de nuevo por Jose. Será un buen test de calidad de cara al gran objetivo de este año, bajar de 3h30m en la Maratón de Berlín del 30 de Septiembre.