domingo, 22 de abril de 2012

Cursa Bombers 2012

 


Por segundo año consecutivo participé en la que es considerada una de las dos mejores carreras de 10K de España. Y lo es por varios motivos. Participación, recorrido, tradición y sobre todo una impecable organización digna de ser considerada, como mínimo, Silver Race por la IAAF. El único handicap que tiene es la fecha en la que se celebra, que evita que participantes de alto nivel puedan venir a correr a Barcelona. El mes de Abril es el mes maratoniano por excelencia con las maratones de Boston, Paris, Londres y Madrid, por mencionar las más importantes. Esto es un freno a una carrera que día a día congrega a más participantes. Este año, según la organización éramos 25000.

El día se presentaba con unas condiciones perfectas. No hacía demasiada calor y parecía que las nubes nos iban a proteger del temido sol que nos machacó en la edición anterior. No llegaba al 100% de fuerzas, pero sí al 100% de ilusión para hacer una buena marca. El circuito es fantástico y salvo la subida al Paralel todo lo demás es bajando o llaneando.

Cajón Sub 42

Me levanto temprano para desayunar unas 3 horas antes de la carrera y hacer bien la digestión y a las 0800 salgo de casa para llegar con tiempo y aparcar tranquilamente. Había quedado a las 0830 con Rubén, un chico de Tarragona que conocí a través de redes sociales running y de nuestros respectivos blogs, pero que nunca habíamos tenido la ocasión de conocernos personalmente. Así que está fue la primera alegría del día y esta es una de las razones por las que me gusta tanto este deporte. Conoces a gente fantástica a la vez que te diviertes y te mantienes en forma. Nos hicimos un par de fotos y comentamos un poco nuestros planes para la carrera y los próximos eventos. El correrá una maratón en bici de 112Km en Los Monegros como parte de su entrenamiento para afrontar su gran reto: El Triatlón de Calella. Toda la suerte del mundo para conseguirlo!!!

Con Rubén

Después de la charla nos separamos, porque había quedado también con Donato de la Peña Blaucel que ya me había acompañado el Domingo anterior en la Cursa de El Corte Inglés. Calentamiento y trote suave antes de dirigirnos a nuestros cajones. A mi me correspondía el cajón Sub 42, por la marca registrada en L'Hospitalet el año pasado, y él salía un poco más atrás. En el cajón me encontré de nuevo con Rubén y hablamos un poco de lo que íbamos a hacer cada uno en la carrera. Yo le dije que saldría a darlo todo. A intentar ir alrededor de 4 min/km.

Salida de la Cursa

La zona de salida, estaba organizada realmente bien, como cada año, con aseos portátiles, guardaropa, los cajones perfectamente identificados y, sobre todo, con una espectacular megafonía y pantalla de vídeo que nos animaba y nos enchufaba en el ambiente. La adrenalina se disparaba a medida que se acercaba el momento de la salida. Unos minutos antes, varios músicos repartidos en 3 pedestales empezaron a poner la nota musical al evento. Si el año pasado salimos a ritmo Thunderstuck de AC/DC, este año fue a ritmo folk/rock con un violinista, dos gaiteiros y tres percusionistas. Tras un par de minutos en el que sonó una versión de violín electrónico del Smooth Criminal de Michael Jackson, y tras la cuenta atrás, y sonando El Último Mohicano a un ritmo electrizante se dio la salida oficial.


Espectacular salida

Min 2:49 - Panuelo y Pantalon amarillo


Tal y como tenía pensado, salí con todas mis ganas y el primer km lo paso en 3:54. Esa era la idea y ese era el ritmo que quería mantener. El segundo km, con ese falso llano que es el Paralel, veo que no consigo mantener los 4 minutos y me voy a 4:11. Poco después me pasa Rubén que había salido algo más conservador que yo, pero que había cogido muy buen ritmo. Km 3 final del Paralel 4:18. Ahí me doy cuenta de que el asalto a mi mejor marca personal tendría que dejarlo para otro día. Iba justo de fuerzas y la carrera no había hecho más que empezar.

Justo en ese punto se enfila Floridablanca una calles larga y en bajada que está protegida del sol por sus edificios. Ahí pude coger algo de aire y un ritmo cómodo. Giro a la izquierda y enfilamos Urgell dónde está el primer avituallamiento, justo antes de girar a la derecha para seguir los próximos dos km por Gran Vía. El Km 5 lo paso en 21:27. Buen tiempo, aunque no era el que esperaba. Los K6, K7 y K8 los paso exactamente igual, a 4:20, con el curioso dato de que entre el K6 y el K7 sólo hay una diferencia de 3 centésimas. Alucinante!!!! El K9 transcurre por la Ronda de Sant Pere que es otro falso llano y que al final gira cuesta abajo por Vía Layetana. A pesar de la bajada, es mi km más lento, pero al contrario que el año pasado, al pasar por el marcador del K9, subo el ritmo y marco un fantástico último Km en 4:13 para terminar la carrera en 43:25. No está entre mis mejores marcas, pero conseguí rebajar en 40 segundos la marca del año pasado de Bombers.

Cruzando Meta

Al cruzar la línea de meta me encuentro de nuevo con Rubén que había llegado un par de minutos antes, con lo que confirma su recuperación de esa extraña lesión de rodilla que padece y que le hace no estar al 100%. Aún así, tremendo runner!!!!

Os dejo como siempre las estadísticas en GARMIN y las fotos en KAVARKES y la próxima crónica será la de la III Cursa Nocturna L'Hospitalet de Llobregat, dónde de nuevo intentaré superar mi MMP (Mejor Marca Personal)


1 comentario:

  1. Muy buena crónica Suso! A mi me faltó poner videos. Ese Rubén del que hablas tiene pinta de estar fuerte eh! jejeje!!! Muy buen tiempo crack, verás como en nada estás rondando los 40' en los 10k, es cuestión de tiempo, seguro! Un abrazo y espero que nos veamos pronto en otra carrera!!!

    ResponderEliminar