domingo, 29 de mayo de 2011

Cursa Delta del Prat




Hoy me presentaba en la carrera con el objetivo de bajar de 45’. No aspiraba a más porque la lesión de los isquios sólo me dejó entrenar 4 días en todo el mes.


Llegué con el tiempo justo, pero sin prisas. Lo primero, recoger el dorsal. Después de las últimas carreras masivas, da gusto correr con 700 Runners. Sin colas, sin prisas, sin empujones... Fantástico!


Una vez con el dorsal en la camiseta, un par de fotos de recuerdo para lo que me ayudó una pareja, porque mis autoretratos no son los de Van Gogh, que se diga... En fin, que la gente siempre muy simpática y colaboradora.




Linea de meta
Recogida de Dorsales

Llegué con el tiempo justo, pero sin prisas. Lo primero, recoger el dorsal. Después de las últimas carreras masivas, da gusto correr con 700 Runners. Sin colas, sin prisas, sin empujones... Fantástico!

Una vez con el dorsal en la camiseta, un par de fotos de recuerdo para lo que me ayudó una pareja, porque mis autoretratos no son los de Van Gogh, que se diga... En fin, que la gente siempre muy simpática y colaboradora.


Ambiente Previo
Todo preparado para la carrera

Una vez equipado y con las fotos en la cámara, tocaba estirar y calentar antes de dirigirme a la linea de salida. Igual que en L'Hospitalet, decidí colocarme bastante adelantado para poder salir cómodo, aunque no era mi intención ir demasiado rápido. La temperatura no estaba mal y aunque había mucha humedad las nubes nos portegían del sol y hacían que no sufriésemos más de la cuenta

Pistoletazo de salida y primer km a 3:54, mucho más rápido de lo que tenía previsto. Los tres siguientes entre 4:05 y 4:11, tomando como referencia a Patri, una corredora del equipo local, el Prantec. Iba bastante cómodo así que decidí seguir hasta que pudiese.

Autoretrato

La mitad de la carrera la pasé en unos fantásticos 21:04 con lo que el objetivo de bajar de 45’ estaba prácticamente cumplido salvo lesión. En el km 6 ya empezaba a notar el cansancio y falta de entreno y en el km 8, Patri, que la había dejado atrás me adelantó. Ese km y el 9 me costaron bastante, pero mantuve un ritmo por debajo de los 4:25.

La meta se encontraba dentro del estadio de atletismo  Moisés Llopart, dónde también se encontraba la zona de descanso y de entrega de trofeos. A pesar de que la segunda vuelta me costó bastante, logré cruzar la meta en 42:49, mi segunda mejor marca en la distancia.

Fotos en Run With Me y estadísticas en Strands




domingo, 1 de mayo de 2011

II Cursa Nocturna L'Hospitalet























Después de no haber podido conseguir el objetivo de bajar de 43 minutos en la Cursa Nike Bombers, afrontaba esta segunda edición de la Cursa Nocturna de L'Hospitalet con mucha ilusión y ganas de superarme. Los entrenamientos previos habían estado bien, pero el ritmo exigido para poder romper esa barrera era bastante superior a lo que marcaban los entrenamientos. Bien es cierto, que éstos los hago sobre distancias superiores, lo cual, a la hora de la carrera siempre se nota.


Minutos antes de la carrera
El hecho de ser una carrera nocturna, me daba una cierta ventaja. No sufriría la tremenda humedad y el fuerte calor que hizo el día de Bombers, que al final fueron los que me hicieron venirme abajo en los 3 últimos kilómetros.

La carrera estaba programada para las 9 de la noche. Nosotros llegamos sobre las 1945, con tiempo suficiente para estirar y calentar sin pasarme de vueltas (nunca mejor dicho). El ambiente era muy bueno en los alrededores y se veía a la gente muy animada. Las inscripciones se habían cerrado antes de tiempo por haber alcanzado el límite propuesto por la organización de 4000 participantes. Se celebrarían dos carreras, una de 5K con un vuelta al circuito que era totalmente plano, y otra de 10K con doble vuelta al circuito.

El personal preparando la fideua

Tamborrada para animar a la peña
Después de los estiramientos, recorrido por la zona de la organización donde ya estaban preparando tres enormes paelleras para preparar fideua para todo el mundo, y calentamiento previo, me fui a la línea de salida para coger un buen sitio. La veteranía es un grado y en este tipo de carreras populares, o coges un muy buen sitio a la salida, o te olvidas de hacer ninguna marca. Debo decir que esta vez me he superado y conseguí colocarme en la 4 fila, un poquito por detrás de esos cracks que hace 31 y 32 minutos. Claro, ahí colocado, lo de la salida fue espectacular. El ritmo de ellos te arrastra los primeros doscientos metros. Me asusté un poco, por si me quemaba demasiado pronto. Pero no. Para mi sorpresa, el primer kilómetro lo pasé en 3:44. Ni en los entrenos había corrido nunca tan rápido!!! Los cuatro siguientes entre 4:06 y 4:10, por lo que el paso por el ecuador de la carrera fue de 20:29, exactamente lo que había planificado antes de la carrera. Y en ese punto estaba como siempre Kasia, animando y gritando, lo cual siempre me ayuda a no bajar la guardia en ningún momento.


Todos listos en la línea de salida
En este punto, debo reconocer que iba bastante cansado y temía que me viniese abajo igual que me pasó en la anterior carrera. El kilómetro 5 lo pasé también en 4:07, pero en el siguiente me entró una pequeña pájara que me llevó a 4:27. Cuando miré el reloj pensé que mi ilusión se había terminado. Que a partir de ahí, los tres kilómetros que quedaban, serían un calvario y cada vez con tiempos peores.


Paso por el Km 5 - 20:29
Pero no, me vine arriba y decidí sufrir un poco para no echar por tierra el trabajo de los 7 kilómetros anteriores. Aunque no pude mantener el ritmo inicial, los dos siguientes los clavé en 4:17 y el último en 4:10, incluyendo un tremendo sprint de 100 mts a 3:12, para terminar la carrera en unos espectaculares 41:47, mi mejor marca personal de 10K, bajando la anterior en 1 minuto y 26 segundos, que en estos ritmos, es todo un mundo.

Finalmente terminé la carrera en la posición 211 y en la 49 de mi categoría, que son, por supuesto mis mejores clasificaciones. Y sobre todo estoy muy contento, porque con mis años y mi peso, realmente las carreras de 10K no deberían ser mi especialidad y en cambio estoy obteniendo unos resultados sorprendentes. Lo mejor de todo es que estas carreras me ayudan enormemente para afrontar los retos que realmente me había propuesto cuando empecé a correr hace ya muchos años, que son los maratones.

También quiero destacar lo sucedido en la zona de avituallamiento. Pasábamos el km 5 y allí estaba el puesto de agua. Normalmente en un carrera de 10K no cojo agua, pero como iba al límite y quedaba la mitad por hacer, pues necesitaba un poquito de refresco. Como iba bastante rápido, no pude acercarme lo suficiente a las mesas, así que esperé al final para coger una botella. El problema fue que, aunque estiré el brazo, no pude alcanzar la última que había y que se llevó un compañero de carrera que es justo el que va delante mía en la foto de arriba. Bueno, pues tocaba aguantarse. Pero no. Unos metros más adelante, veo un brazo a mi izquierda que se estira y me ofrece la botella. Ni lo conocía, ni coincidimos después, aunque entramos prácticamente juntos a la meta. Sólo me gustaría destacar esto, porque refleja el espíritu de estas carreras populares en las que la solidaridad y compañerismo prima sobre cualquier otra cosa. Gracias, compañero anónimo.

Ahora toca descansar de competición hasta finales de Mayo que correré la Cursa Delta del Prat, también de 10K, así que a entrenar tranquilamente y a disfrutar de los kilómetros.

Por cierto y antes de terminar, deciros que hace dos días se ha hecho oficial mi participación en el próximo ING NYC Marathon el 6 de Noviembre, así que termino la semana totalmente feliz.

Entrada en meta Km 10 - 41:47
Estadísticas completas de la carrera en Strands y fotos en Picassa