lunes, 7 de marzo de 2011

33ª Marató de Barcelona

Después de muchos entrenamiento y carreras de preparación, por fin llegó el momento esperado. La Marató de Barcelona. Dos objetivos principales, uno terminar por debajo de 3:30 y el otro terminar la carrera sin parar en ningún momento. El primero no lo pude conseguir por sólo 4 minutos, pero sí terminé la carrera corriendo todo el rato, salvo una pequeña parada para echar un poco de reflex en el gemelo izquierdo allá por el km 36.

En el metro camino a reto

Que bien nos hubiesen venido estas escaleras al final...

Todo a punto

La mañana se presentaba estupenda aunque apuntaba a que haría bastante calor a media carrera. Kasia y yo llegamos más o menos una hora antes para calentar y estirar un poquito y el ambiente era tremendo. La salida fue muy lenta, de hecho pasé por la linea de salida 10 minutos después de la salida oficial. Cometí un error de principiante metiéndome en el cajón de las 3:30-4:00 en vez de en el de 3:00-3:30. Esto supuso que me pasase toda la carrera adelantando gente. No sé cuantos adelanté en los primeros 5km pero desde luego que muchos, muchísimo. En ese km estaba en el puesto 7848. En el paso por la media maratón ya estaba en el 5684 y finalmente terminé en el puesto 3938 de 15000 participantes, lo que supone que entre el km 5 y el final de carrera adelanté a 3910 corredores, lo cual no está nada mal, teniendo en cuenta lo mal que lo pasé en el tramo final de carrera.

Minutos antes de la salida

Vamos vamos que nos vamos...

Los primeros de la clase

Una vez cruzada la linea de salida comenzó la remontada. La idea era coger el globo de las 3:30, cosa que veía complicada porque había salido bastante antes que yo. Un poco antes del km 1 ya estaba mi novia subida a un banco con cámara en mano para hacer el reportaje fotográfico. Un poco después, en el km 2, superé al globo de las 4h y en el km 8 adelanté el de 3:45, pero no alcanzaba a ver el de las 3:30.

Una de mis preocupaciones eran las molestias que tenía en la parte externa de la espinilla y en la cadera. No sé si por la adrenalina de la carrera o por las medias de compresión, pero no noté nada durante toda la carrera.

Dada la cantidad de gente que había, era realmente difícil coger un buen ritmo de carrera. Hasta el km 9 no conseguí correr a gusto y a partir de ahí marqué la velocidad de crucero a 4:50. En el km 11 volvía a estar Kasia cámara en mano, pero con la cantidad de gente que había no logré verla. El siguiente punto de encuentro sería el km 21.

El paso por Gran Vía muy cómodo y en el Passeig de Gracia, justo en el km 14 me llevé la sorpresa de unos animadores inesperados: Myriam, Pablo, Pablito y Sol. La verdad es que ayuda un montón ver a tus amigos gritando y apoyándote. Seguía muy cómodo a mi ritmo y el el km 19, ya por la Meridiana vi al bullicioso cuarteto de animación formado por Kasia, Diana, Leo y el gran Migueneng!! Después del giro en el km 20, bajamos Meridiana y justo en la media maratón, Migueneng se unió a la carrera para acompañarme durante la segunda parte. El paso por la media maratón fue más lento de lo esperado por culpa de la mala salida. 1:44:05, unos dos minutos más de lo que pensaba.

Km 21 - Migueneng se une al reto

A partir de ahí, ya con Migue a mi lado, conseguí mantener el ritmo con cierta comodidad hasta el km 30. Un poco antes, en el 28, de nuevo encuentro el apoyo de Kasia, Diana y Leo que estaban en Glories. El abiente por las calles era genial con la gente animando y gritando a nuestro paso.

Km 27 - Todo marchaba bien. Ambientazo en Glories

Pasamos el km 30 y el paso de los kilómetros se empezaba a notar un poco. Aún así, hasta el km 33 no sufrí mucho. La peor parte de la carrera fue justo desde el km 33 hasta el km 37. Iba muy bien y no quería estropear el esfuerzo de 33 km en sólo 4, así que me propuse no parar pase lo que pase. Un poco antes de la marca del km 36, en pleno Arc de Triomf me detuve un momento para echar reflex en mi gemelo izquierdo que iba un poco tocado desde hacía muchos kilómetros. Aproveché para beber media botella de Powerade tranquilamente y continuamos con la marcha. El peor km fue del 36 al 37, en el que prácticamente no levanté la cabeza del suelo, pero justo en la marca del km 37 de nuevo estaba mi novia Kasia que me dió un beso y las fuerzas necesarias para los 4 últimos km. A partir de ahí, me recuperé un poco y ya volví a unos tiempos aceptables, aunque no buenos. Hablamos de 5:20. Sabía que mi objetivo ya no lo podía cumplir, así tuve que fijar una nueva meta: bajar de 3:35.

Km 37 - Roto por todos los costados

Con la gran ayuda del sherpa Migueneng que me cogía agua, esponjas, plátanos y demás (aunque por el camino hubiese perdido mi gel del km 37), me vine arriba y conseguí cruzar la meta en unos honrosos 3:34:10, bajando mi anterior marca en 15 minutos.

Terminé con los gemelos muy cargados, pero muy feliz por la gran carrera que hice y con ganas de recuperarme para seguir afrontando retos. El próximo, bajar de 42m en la Cursa dels Bombers el 10 de Abril y, por supuesto, el reto más grande de mi vida.. Cruzar la meta de Central Park el próximo 6 de Noviembre.

Km 42 - Últimos metros

Antes de terminar esta crónica quiero darle las gracias a mi novia Kasia, por el madrugón (uno más), las fotos, y los ánimos durante toda la carrera. Ella es la que hace que intente superarme día a día. También quiero agradecer a Migueneng esos 21km que hizo conmigo animándome en todo momento y haciendo competencia a los sherpas de Edurne Pasabán. Grande Migueneng!!! Y por supuesto al grupo de animación formado por Myriam y family y Diana y Leo. Gracias a todos!!! Esta Maratón es tanto vuestra como mía.

Nueva prueba superada - Récord personal 3:34:10

Como siempre, las estadísticas de la carrera en Strands y las fotos en Picassa

Campo de batalla

Fantástica la Font de Montjuic

Todos felices al atravesar la linea de meta